Utilidades

Banner  728x90v2
skysports-neymar-barcelona-juventus_4059984[1]

222 por piernas

Neymar, uno de los mejores jugadores de futbol en el mundo, se fue del Barcelona. Se acabó la que fue considerada la mejor delantera en el universo de las patadas, el dominio del balón, los pases con marca inconfundible de gol y las pinceladas artísticas sobre la cancha. La tripleta del infierno para los defensas, integrada por Neymar, Messi y Luis Suárez pasará a la historia. Ni siquiera Lionel Messi será ya el mismo.

Ni en los vestidores históricos del Barcelona ni en las gradas del Camp Nou hubo despedidas con pesares y llanto. El futbol es así, y punto. El dinero es el que manda. Es un elemento que está muy por encima del público y los jugadores. Las piernas, el pecho y los empeines son meras piezas de la mercancía. Neymar se va al Paris Saint Germanin por la suma descomunal de 222 millones de euros. Eso equivale a 262 millones de dólares. Eso equivale a 4 mil 716 millones de pesos mexicanos. Eso equivale, puesto en rubros de la economía nacional, al fraude que realizó el anterior gobernador Roberto Borge durante su oscura gentión en Quintana Roo.

Lo que el club francés pagó por Neymar es la mayor cifra que ha existido en el futbol mundial por un traspaso, una cifra que establece un récord inimaginable. Con esa cantidad se hubieran podido comprar dos jugadores con el valor de Cristiano Ronaldo. O 17 Maradonas, si revisamos la historia.

Está claro que el mercado no actúa ciegamente, que la figura de Neymar en París será una nueva atracción para los asientos de los estadios y las marcas de la mercadotecnia, pero algunos comentaristas y críticos no dejan de poner veneno en el terreno rocoso de la compra-venta. La transacción tiene el olor de una venganza. En el último encuentro de la Champion League entre el Barcelona y el Paris Saint Germaine, en el partido de ida el club francés le metió 4 a 0 al Barcelona, y el vencedor parecía inamovible. Pero en el partido de regreso, milagrosamente, el Barcelona le dio la vuelta al destino anotándole 6-1 al Paris Saint Germaine, remontando el vuelo como el ave fénix. Y el artífice de ese triunfo fue Neymar. Metió 2 goles. Dio 2 pases a gol. Y vino la trasferencia.

 

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista