You are here
Home > Seguridad > Amnistía

Amnistía

Llegó a México la Amnistía. Tardía, limitada, pero ya está aquí. El Presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso una iniciativa para promulgarla. Con ello se pretende otorgar la libertad a algunas personas presas por ciertos actos delictivos, como jóvenes relacionados con delitos contra la salud -como consumo de drogas o acusados de narcomenudeo-, o a mujeres que fueron encarceladas por realizarse un aborto.
Según la propuesta, la liberación procederá bajo ciertas condiciones, ya que no aplicará a los reincidentes, los sentenciados por homicidio, lesiones o secuestro; a los delincuentes que hayan utilizado armas de fuego o que hayan incurrido en delitos graves relacionados en el Artículo 19 Constitucional.”La amnistía beneficiaría a quienes están en prisión por delitos menores -declaró Mario Delgado, líder de Morena en el Congreso-, no para quienes hayan causado graves daños a las personas”.
El problema de fondo es que en las cárceles existe una enorme cantidad de presos que se encuentran ahí por hambre, por robar un pan de una tienda de abarrotes, o por haber cometido robo sin violencia.
Hay un total de 90.000 de las 210.000 personas presas en las cárceles mexicanas, -que representan el 42%-, que “son legalmente inocentes” porque no han sido condenadas, según denuncia un estudio del Open Society Institute y el Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC). El estudio considera la prisión preventiva es injusta y muy costosa. Las cárceles están sobrepobladas y en el interior de ellas se vive la ley de la selva. Las tasas de homicidios y suicidios en los penales del país son entre ocho y nueve veces superiores a las registradas entre la población en libertad.
De ahí que la amnistía sea un primer paso para el saneamiento de la sociedad y de las cárceles.
(Con información del Reforma y El Universal)
Top