Utilidades

Banner  728x90v2
aterradosrugna

Aterrados al estilo Argentina

Aterrados se basa en la historia de tres vecinos de una misma cuadra que empiezan a sufrir
episodios paranormales, con una mezcla de terror y suspenso pocas veces lograda. Nos
demuestra que Latinoamérica y otros países de habla hispana poco a poco van mejorando
su calidad y capacidad para crear películas de terror, Ejemplo de ello es Argentina y el
director Demián Rugna, quien con su nueva película, Aterrados (2017), ha recibido
un caudal de críticas positivas, y demuestra que el horror no tiene forma ni fronteras. El
realizador de los largometrajes La última entrada y No sabés con quién estás hablando
presentó en el último Festival de Mar del Plata este sorprendente exponente de las películas de terror.
El punto fuerte de Aterrados es el suspenso que logra generar, pues es una obra que se
centra en crear un terror mediante la trama y la atmósfera sin limitarse a los sustos simples
mejor conocidos como jumpscares. Esta característica hace que se convierta en una de las
mejores propuestas de los últimos años, en un género que poco a poco se queda
estancando en la misma idea. Por eso se agradece una historia bien estructurada y una narrativa fundamentada en diálogos y buenas actuaciones, sin caer reiteradamente en escenas impregnadas de grandes cantidades de sangre o conflictos que se ven venir a miles de kilómetros.
En las últimas semanas, su director anunció que fue convocado por Guillermo Del Toro para
realizar una nueva versión del film. Tendremos que esperar para saber si esto son buenas o
malas noticias, ya que una vez que Hollywood tome las riendas de la historia puede que ésta
pierda la frescura que la identifica.
Se trata de un film de terror al que a partir de ahora se debe contar entre lo mejor de la
producción local del cine de género; es sabido que el grueso del cine de terror, incluido el
de los Estados Unidos, corresponde a trabajos por lo menos mediocres. Aterrados se
encuentra por encima de esa media, no sólo desde la historia misma (que tal vez sea lo más
convencional que la película ofrece), sino desde su trabajo de puesta en escena, las
actuaciones, la música (compuesta por el propio director, que es además el guionista) y,
sobre todo, por los efectos especiales. Rugna logra que una película argentina ponga la piel eriza, como tal vez ninguna otra lo hizo hasta ahora.
Aterrados es una de esas películas que tarda algunos minutos en plantear el camino, pero
cuando finalmente lo logra el espectador queda inmerso en la película -como en un pantano imprevisto- llegando a un desenlace donde la locura explota como pocas veces en el cine de terror argentino -o en cualquier otro.

,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista