Utilidades

Banner  728x90v2
Sarah

Celdas para niños

En el centro para migrantes de Clint, en la zona turbulenta de El Paso, se ha desatado una nueva tormenta por la forma en la que tratan a los niños detenidos después de cruzar la frontera. Un grupo de periodistas llegó en días pasados para revisar las condiciones de vida de los pequeños, y en sus reportes señalaron que los agentes encargados del centro les prohibieron a los reporteros hablar directamente con los niños, y que las condiciones de vida en el interior del centro eran inhumanas.

El centro fue establecido en 2012 para atender a 100 personas. En la actualidad se llegaron a encontrar más de 700 niños. Algunos de ellos, con tan solo 8 años de edad, son los encargados de cuidar a los más pequeños. Por la creciente indignación provocada por las noticias sobre las condiciones de la estación de Clint, el comisionado en funciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, John Sanders, anunció su renuncia, que entrará en vigencia a principios de julio.

El tema en el que centran las protestas es la falta de mantas, cepillos de dientes y jabones para los niños. Y para echarle más leña al fuego del escándalo, una funcionaria del Departamento de Justicia federal, llamada Sarah Fabian (en la fotografía), sostuvo en un video que las autoridades no debían proporcionar esos artículos esenciales para los niños, argumentando que el tiempo de estancia sería muy pequeño.

Para rematar, la funcionaria fue citada a declarar por un juez federal, y ella se negó arguyendo que tenía que atender asuntos personales. Después se supo, para su desgracia, que tenía que atender a su mascota consentida.

(Información de NBC y The New York Times)

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista