Utilidades

Banner  728x90v2
De Niro

De Niro y Mueller

El sábado pasado, como ya es costumbre, en el programa Saturday Night Live exhibieron el estilo personal de gobernar del presidente Donald Trump. Pero ahora lo hicieron de manera indirecta, como no queriendo la cosa. Y resulto todo un éxito. Pusieron ni más ni menos que a Robert De Niro en el papel de Robert Mueller, el abogado encargado de llevar a cabo un informe sobre la supuesta intervención (colusión, le llaman) de Rusia en el proceso electoral en el que fue elegido el propio Trump.

Como era previsible, Robert De Niro ironizó sobre la sencillez del informe (un legajo de más de 400 páginas), y de manera un poco incómoda presentó al abogado encargado de llevarlo a cabo como un paladín de la honestidad y la rectitud en las esferas políticas de Estados Unidos, algo pocas veces visto. Y el tema resultó molesto para la estrella de Hollywood, porque después declaró que en realidad piensa que Mueller es un funcionario recto y honesto, y que el informe es un documento muy raquítico tomando en cuenta lo que Mueller sabe.

Entonces, de una manera muy prudente y fina, De Niro desafió a Mueller. En una carta abierta en The New York Times, lo invita a revelar lo que sabe del estilo de un presidente “que hace de la mentira, las exageraciones y la intimidación parte de su caja de herramientas de comunicación social”, y cuya voz sonó mucho más fuerte que la del informe para gritar: “¡no hubo ninguna colusión!”

Pero De Niro fue más allá. Al reconocer la talla de Mueller, como un abogado que puede aportar a su país una dosis de verdad más allá de las estridencias, le pide que salga a la palestra y hable como tal. Que deje atrás el Informe Mueller, y que empiece a hablar como sólo lo hace Mueller.

Lo más probable es que su respuesta sea el silencio.

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista