Utilidades

Banner  728x90v2
hqdefault1

Dos imágenes malas

A medida que se acerca el da de la elección presidencial en Estados Unidos, las encuestas se multiplican para adivinar al ganador. O ganadora. Y México juega un papel muy importante. La visita de Trump a Los Pinos, que levantó un tsunami de reprobación al actual gobierno en México, fue un respiro para la deteriorada popularidad de Donald Trump. Y luego vino el corrido de Vicente Fernández a Hillary Clinton, que también representó una temporal subida de copete para la candidata de los demócratas.

Pero en esencia se trata de dos candidatos que no las traen todas consigo. Trump construyó una imagen de líder blanco racista y xenófobo contra los árabes y mexicanos, y Hillary no ha podido sacudirse la imagen de una política que oculta al público aspectos fundamentales de su personalidad y su política.

Por eso en las últimas encuestas no le va bien a nadie. En la encuesta más reciente de la Associated Press, resulta que más de la mitad de los norteamericanos temen que Trump llegue a la presidencia. Seis de cada diez ciudadanos piensan que la construcción de un muro en la frontera de México es una mala idea, y más del 60% de los encuestados tiene una mala opinión del hombre que se lanzó a la presidencia después de promover los concursos de Miss Universo.

Pero a Hillary tampoco le va muy bien en las encuestas. La mitad de los encuestados tienen una mala opinión de ella, mientras que el 44% tiene una opinión favorable. El 49% la considera una mujer corrupta, y el 71% sostiene que es poco honesta.

Ante un panorama tan poco alentador para ambos candidatos, lo más seguro es que gane el voto del rechazo: Hillary ganará por el rechazo a Trump, o Trump ganará por el rechazo a Hillary. Las apuestas no son quién ganará por ser más capaz o querido entre la gente, sino quién perderá por ser el más odiadoestacado entre la población.

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista