Utilidades

Banner  728x90v2
green_new_deal1

El cambio climático en la boleta

En las últimas campañas presidenciales en Estados Unidos, el cambio climático no fue un asunto de debate importante entre los candidatos. Aunque hace algunos años el tema fue un cartucho importante en la mochila de Al Gore contra George Bush, nunca lo disparó, y otros temas llegaron a posicionarse como los prioritarios en los debates. Y en la última campaña, donde se pensó que Hillary Clinton tenía ganada la Casa Blanca por los devaneos de Donald Trump, el cambio climático solo figuró tiempo después, cuando el presidente ganador tuvo la insensata idea de sacar a Estados Unidos del acuerdo de París sobre el problema.

Ahora el tema ha vuelto, porque los electores empiezan a abrir los ojos sobre sus efectos. Los incendios forestales en California, las inundaciones en los estados del sureste de la nación y las pérdidas de cosechas resultantes han politizado el cambio climático y lo han colocado como un tema central para las próximas elecciones. Especialmente entre los miembros del Partido Demócrata. La diputada más joven del elenco, Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York, y el veterano senador Ed Markkey de Massachusetts han puesto sobre la mesa de discusiones un programa que pretende reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030, un esfuerzo que requiere de billones de dólares para implementarse. Por eso, cuando se levantan las cejas de sus oyentes, los dos congresistas argumentan que no hacer nada saldría todavía más caro.

Y hay otras posturas. El gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, se metió a la carrera por la candidatura de los demócratas argumentando que el cambio climático será su única bandera; mientras tanto, el alcalde Michael Bloomberg de nueva York se salió de la carrera diciendo que apoyaría con fondos a los candidatos que asuman el compromiso de combatir el problema.

Pero la señal de alerta llegó con el último informe del Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas, que sostiene que para mantener a la Tierra con un incremento de temperatura media de 1.5 grados para final del siglo, es preciso hacer un recorte del 50% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030. Y eso, que es un llamado de auxilio, ha tenido eco en las nuevas generaciones. Una organización de jóvenes y adolescentes -llamada Sunrise Movement- se ha puesto en el centro de atención de los medios al meterse cantando y lanzando consignas en las oficinas de los políticos demócratas que han anunciado su simpatía con la causa del combate al cambio climático.

También, cuando tratan de ingresar a las oficinas de Nancy Pelossi -la líder demócrata en el Capitolio-, o los congresistas republicanos, tienen que enfrentar jalones y arrestos.

Es un movimiento naciente, como su nombre lo indica, pero ya han logrado mucho. Para empezar, en la encuesta más reciente entre los candidatos demócratas a la Casa Blanca, el cambio climático se encuentra en el 4o lugar dentro de los 28 más señalados.

(Información de The New York Times)

,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista