Utilidades

Banner  728x90v2
China vacia

El fantasma de Manhattan

En China existe una réplica de Manhattan que heredó la pujanza y los sueños de la llamada Urbe de Hierro de Norteamérica, pero que se quedó como el cascarón vacío de las ambiciones imperiales de los nuevos shogunes chinos. Se encuentra al noreste de la nación, a unos cuantos kilómetros de la capital, y sus perfiles son los de un distrito financiero lleno de rascacielos de cara al mar, tal y como se levanta la Gran Manzana frente a la Estatua de la Libertad en el noreste de Estados Unidos. El problema es que, después de varios años de ilusiones de flujos monetarios y promesas incumplidas, la gran mayoría de los edificios se encuentran vacíos, habitados por fantasmas.

No es, como se sabe, la primera vez que se erigen pueblos y ciudades fantasmas en el mundo entero. Hay ciudades que fueron abandonadas en la antigüedad, por supuesto, pero también hay grandes núcleos urbanos que se construyeron para ser poblados en el futuro, y que se quedaron vacíos porque los cálculos fallaron. O mejor dicho, porque las ganancias rápidas y fáciles llegaron a tiempo, pero los inquilinos no llegaron nunca. En la Ciudad de México, para no ir muy lejos, existen edificios vacíos que llenaron los bolsillos de los constructores, pero que resultaron inservibles o demasiado caros para habilitarlos como oficinas o departamentos.

La réplica de Manhattan en China se llama el distrito financiero de Xianglowan en la ciudad de Tianjin, una urbe que cobró notoriedad por las explosiones que sus fábricas sufrieron en 2015. En la actualidad, si bien existen embriones de hoteles y oficinas en una pequeña porción del interior de sus edificios, las calles se encuentran vacías, y la mayoría de los edificios no tienen ni mobiliario. Solo la quinta parte de los 1.59 kilómetros cuadrados de los edificios se encuentra ocupado.

Si Xianglowan se colapsa por la falta de uso, lo más probable es que el modelo de capitalismo chino se venga abajo también.

Sin embargo, como muchas veces sucede, la música parece llegar al rescate de las urbes. La escuela de música más famosa del mundo, la Juilliard del Lincoln Center en Nueva York, está empacando para abrir una sucursal en la Manhattan de China. Se espera, al igual que en Nueva York, que la nueva escuela albergue a 800 estudiantes de todo el mundo. Y que la música sea el imán para atraer estudiantes, turistas, artistas y visitantes de los cinco continentes.

 

,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista