Utilidades

Banner  728x90v2
Sarampion

El sarampión ataca de nuevo

Las vacunas existen desde hace tiempo, pero no siempre se aplican. Casi 170 millones de niños en todo el mundo, incluidos más de 2.5 millones en Estados Unidos y medio millón en el Reino Unido, no recibieron la primera dosis de la vacuna contra el sarampión durante los pasados ocho años, lo que abre la posibilidad de brotes globales del mal, indica un reporte de la UNICEF, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

“El caldo de cultivo de los brotes mundiales de sarampión de los que somos testigos hoy en día se estableció hace años”, declaró Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF, con el rostro contrito. “El virus del sarampión siempre encontrará a niños sin vacunar”, agregó.

Existen factores preocupantes que fortalecen esta tendencia:  la falta de acceso a la vacuna, los sistemas de salud deficientes, y, sobre todo, el temor o el escepticismo respecto de las vacunas en general.

Parece increíble, pero la ignorancia sobre este tema también se esparce en el llamado Primer Mundo. El ascenso de un movimiento en contra de la vacunación -cuyos miembros son conocidos como los antivacunas-, en Estados Unidos y el resto del mundo podría estar ligado al rechazo del tratamiento. Simon Stevens, director del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, calificó el rechazo como “una grave y creciente bomba de tiempo de salud pública”.

El rechazo ha sido alentado por la difusión de información falsa en plataformas de redes sociales, sobre supuestos vínculos entre las vacunas y el autismo, una hipótesis rechazada de manera categórica por científicos y médicos de todo el mundo.

“Con los casos de sarampión que casi se cuadriplican en Inglaterra en solo un año, es extremadamente irresponsable que cualquier persona divulgue historias que infundan miedo sobre las vacunas, y las compañías de redes sociales deberían tener un enfoque de tolerancia cero hacia este contenido peligroso”, afirmó Stevens en un comunicado.

El sarampión, una enfermedad viral altamente infecciosa, es más contagiosa que el ébola o la tuberculosis, y es todavía una causa de muerte importante entre niños pequeños en todo el mundo, afirmó la Organización Mundial de la Salud.

(Información de The New York Times)

,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista