You are here
Home > Artículos > Fox por la mota

Fox por la mota

Para nadie es una novedad el hecho de que el expresidente Vicente Fox ha tenido en los últimos meses una actividad constante en los medios de comunicación. Primero como enemigo acérrimo del ahora presidente electo Andrés Manuel López Obrador, y luego como defensor del sueldo vitalicio a los expresidentes. “Yo vivo de eso”, dijo al respecto, y con su frase trató de llegar al destartalado corazón de los funcionarios públicos que se encuentran con un pie fuera de la administración.

Posteriormente, y siguiendo una línea de acción que ya había ensayado en su llamado centro de investigación desde hace algunos meses -y que culminó en una expo muy exitosa a finales de mayo-, el expresidente Fox se montó en la campaña para legalizar las drogas -empezando por la mariguana-, y esa actividad ha empezado a rendirle buenos dividendos. La empresa canadiense de cannabis llamada Khiron, que se apresta para encender todos sus motores productivos a partir de la legalización oficial de la mariguana en todo el país en el próximo mes de octubre, a designado a Fox como asesor y embajador de la marca, y lo ha arropado como parte de su Junta Directiva. “El señor Fox será un asesor estratégico y embajador de la marca de la compañía –dijo la empresa en un comunicado-. impulsando los intereses de educación y liderazgo de la marca en toda América Latina”.

La empresa que ahora cobija los intereses de Vicente Fox es una pionera de lo que será el mercado mundial de la mariguana. Se trata de una firma de capital canadiense, que opera con la experiencia agrícola y la infraestructura de Colombia, y que cubre el mercado de cannabis medicinal para 620 millones de pacientes potenciales en América Latina. Es una empresa que tiene ya presencia en las bolsas de valores, y las proyecciones de ganancias a corto plazo se ubican, solo en Colombia, en 50 millones de dólares.

En la Junta Directiva de la empresa Vicente Fox no estará solo. Sus vecinos de bancada tienen experiencia en grandes laboratorios como Pfizer, Merkel Y McGill, y las discusiones estarán centradas en los remedios con cannabis para combatir la epilepsia, la depresión, la ansiedad y los dolores crónicos.

¿Qué sabe Vicente Fox de todo eso? Nada, probablemente. Pero con su olfato empresarial ha encontrado una fórmula para poder solventar sus gastos una vez que pierda su pensión vitalicia como expresidente. Y si ese olfato lo llevó a las cuantiosas ventas de CocaCola antes de llegar a Los Pinos, con toda seguridad lo llevará a nuevas y jugosas ganancias con su nuevo patrón, la empresa trasnacional de la mota.

 

 

 

Top