Utilidades

Banner  728x90v2
1053693176[1]

Irak, tercero en violencia

Irak es el tercer país más violento del mundo. Con 17 mil muertes en 2016, se ubicó por encima de Afganistán. Cada día los medios de comunicación informan sobre los actos terroristas que cobran vidas a lo largo y ancho del país. El último fue un ataque suicida promovido por el Estado Islámico cerca de la ciudad de Basora, al sur del país, en el que 8 personas perdieron la vida y más de 40 resultaron heridas. El ataque se perpetró mediante un vehículo cargado de explosivos que se estrelló contra un puesto de control militar. La noche anterior, en Bagdad, 19 personas perdieron la vida y 33 fueron heridas. Ambos ataques fueron reivindicados por el Estado Islámico, que todavía controla algunos barrios de la ciudad de Mosul, al norte del país. Los actos terroristas son vistos como la punta de lanza para extender la guerra hacia el sur del territorio.

Irak es una nación crucificada por los grupos terroristas, sus propios gobiernos y las intervenciones extranjeras, sobre todo la de Estados Unidos. Baste recordar que el tirano Saddam Hussein, en uno de sus arrebatos de poder, invadió en 1990 a la pequeña nación de Kuwait, desatando la llamada Guerra del Golfo y provocando un enfrentamiento con la familia Bush de la Casa Blanca, que terminó por quitarlo del poder después de una guerra sangrienta y condenarlo a pena de muerte en diciembre de 2006.

Pero la violencia no se detuvo. En 2013, un grupo terrorista desprendido de Al Qaeda se proclamó como el Estado Islámico de Irak y Siria, se apoderó dela ciudad iraquí de Mosul, puso su capital en la ciudad de Al Raqa en Siria, y en los últimos años se ha destacado por llevar a cabo una serie de atentados terroristas en diferentes lugares del mundo. Sus métodos propagandísticos son muy eficaces. En sus inicios se propuso amedrentar a la población con videos de personas quemadas vivas y decapitaciones, y sus células fueron incorporando a ciudadanos de ascendencia árabe en diferentes puntos del orbe. Por eso se ha convertido en una amenaza internacional combatida por Estados Unidos, Rusia, Sira, Francia, Alemania y el Reino Unido, entre otros países.

En ese contexto, la población iraquí está a la intemperie. Puede ser víctima de un ataque terrorista del Estado Islámico en cualquier punto, un bombardeo ruso en las regiones del norte, o un enfrentamiento azaroso entre el ejército y los rebeldes de cualquier signo. No hay seguridad para nadie.

Irak es el tercer país más violento del mundo. Solo abajo de Siria… y de México.

 

,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista