Utilidades

Banner  728x90v2
CHINA_(IT)_140114_Xi_Invokes[1]

Junto a Mao

Xi Jinping, presidente de China, se ha colocado a la diestra de Mao Tse Tung. En una nación donde el culto a la personalidad se convierte en razón de Estado, el enaltecimiento significa la creación de un nuevo líder histórico, una figura que funge como un pilar fundamental e inamovible en el mausoleo de la patria.

Desde ahora, la ideología de Xi Jinping pasa a ser parte esencial de la constitución ideologíca de la nación, una especie de Código de Hammurabi o Tabla de los Mandamientos de Moisés. Más de 2 mil delegados del Partido Comunista Chino votaron a favor de esta consagración en un evento solemne.

“Tenemos un futro muy brillante”, dijo Xi en su discurso de agradecimiento.

Los 14 principios políticos de Xi, consagrados ahora en la Constitución de China, son:

  1. Garantizar el liderazgo del Partido sobre todo el trabajo
  2. Comprometerse con un enfoque centrado en la sociedad
  3. Continuar con una reforma integral y profunda
  4. Adoptar una nueva visión para el desarrollo
  5. Ver que la sociedad es quien gobierna el país
  6. Garantizar que cualquier área de gobierno está basada en el derecho
  7. Defensa de los valores socialistas
  8. Garantizar y mejorar las condiciones de vida de la sociedad a través del desarrollo
  9. Garantizar la armonía entre el humano y la naturaleza
  10. Perseguir un enfoque global para la seguridad nacional
  11. Defender la absoluta autoridad del Partido sobre el Ejército popular
  12. Defender el principio de “un país, dos sistemas” y promover la reunificación nacional
  13. Promover la construcción de una sociedad de futuro compartido con toda la humanidad
  14. Ejercer un control total y riguroso del Partido

Con esas divisas, Xi se comprometió a llevar a China hacia la mitad del siglo a ser una sociedad “próspera e igualitaria”.

A nadie le cabe duda: ha surgido otro Mao.

, , ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista