Utilidades

Banner  728x90v2
Beijing

La Ciudad Prohibida abre sus puertas

La Ciudad Prohibida de Beijing, una de las construcciones más espectaculares del mundo, ha abierto sus puertas para dejar de estar vedada. El espacio se conoce como la Ciudad Prohibida porque su estructura es efectivamente la de una ciudad, y porque sus murallas resguardaban a los emperadores de las miradas y las murmuraciones de los extraños. Esta ciudad fue la residencia de la familia imperial durante las dos últimas dinastías del imperio -las dinastías Ming y Qing-, y su construcción fue un prodigio de la arquitectura de la época. La ciudad empezó a levantarse en 1406, y su construcción duró solo 14 años. Sus muros y paredes contienen los principales materiales del imperio, y en su interior se albergaron todos sus tesoros. Para los cortesanos del imperio, la ciudad contó con cerca de 9 mil habitaciones.

Pero la edad de oro de la Ciudad Prohibida se acabó en 1912, cuando el emperador abdicó. El llamado Hijo del Cielo se escapó hacia la Tierra, y su palacio se convirtió en un enorme espacio vacío, con visitas ocasionales y la mayoría de los salones cerrados al público. Peor aún, sus cuadros y tesoros de porcelana fueron llevados a Taiwán por el líder Chiang Kai Chek, que salió huyendo de la revolución de Mao.

Pues ahora la historia le ha cumplido a la Ciudad Prohibida sus sueños de restauración. Amparada en la política de confianza en la herencia cultural del presidente Xi Jinping, todos los rincones del conjunto arquitectónico han recuperado su legendario brillo. En su interior se han abierto galerías, restaurantes y cafés, espacios de exhibición, librerías, pasillos tradicionales y jardines que se construyeron originalmente para el reposo de los monarcas.

Con una extensión superior a la del museo del Louvre, la Ciudad Prohibida quiere rivalizar también en el número de visitas que tiene al año.

 

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista