Utilidades

Banner  728x90v2
pills-keyboard[1]

La globalización de la droga

Ahora las autoridades e incluso los tradicionales cárteles de la droga enfrentan un enemigo que crece sin cesar: la venta de droga por Internet. Como se sabe, el comercio por Internet no tiene fronteras, no hay Brexit que lo detenga, ni leyes que lo regulen. A pesar de los esfuerzos prohibitivos de Facebook y Twitter, las decapitaciones del Estado Islámico, los mensajes entre los terroristas para cometer atentados y los videos de pornografía infantil, por ejemplo, han seguido fluyendo en la red a pesar de todas las restricciones.

Lo mismo está sucediendo con el comercio global de la droga. Es un fenómeno que se incrementó a raíz de la detención de Ross Ulbricht en 2013, el creador de un sitio llamado Silk Road (el Camino de la Seda), que lo mismo se dedicaba a discutir teorías económicas contestatarias que al lavado de dinero y el tráfico de drogas. Su encarcelamiento fue el detonante para la apertura de una miríada de sitios web para la venta de droga, y el mercado se fue ensanchando y especializando vertiginosamente. En la actualidad, la producción y el comercio de drogas se ha focalizado en China -básicamente en Hong Kong-, y los mercados principales se encuentran en Estados Unidos y Europa.

Con la popularidad de Internet, los cárteles tradicionales pueden pasar a la historia. El mercado emergente se ha concentrado en una droga poderosísima llamada Fentanilo, un anestésico que se utiliza en la cirugía mayor y cuyas dosis que rondan los dos miligramos resultan letales. Ahora, gracias a la globalización del mercado, cualquiera puede adquirirla. Los clientes son jóvenes, adolescentes en su gran mayoría. Cualquiera que tenga una laptop puede ingresar a un sitio -ya no tan fantasma- llamado AlphaBay, hacer su solicitud rápidamente, y recibir la mercancía por correo. Dos miligramos en un sobre pasan fácilmente cualquier aduana. Y el pago se realiza en Bitcoins, una moneda paralela para evitar su rastreo.

El caso de la muerte de dos adolescentes que consumieron Fentanilo en un barrio residencial en Utah, sin que sus padres tuvieran una remota noción de sus actividades recreativas, destapó una alarma que no ha conducido a nada. Algunas cifras publicadas, y eso es todo. En 2015 las muertes por Fentanilo en Estados Unidos ascendieron a 9,580 personas -la mayoría menores de edad-, un 73% mayor que las muertes por este mismo concepto en 2014. Y el año pasado, las estimaciones llegan a los 59 mil decesos.

Mientras tanto, en México, las muertes anuales por homicidio llegan a superan las 22 mil. La mayoría, por enfrentamientos entre las bandas de narcotraficantes. Es decir, por el control de las rutas para vender mariguana, cocaína y heroína en el mercado del norte. Drogas ya superadas por los efectos del Fentanilo. Ahora China está a la cabeza. México se desangra por un mercado ya arcaico, que pronto será superado por las ventas en Internet.

 

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista