Utilidades

Banner  728x90v2
Suchiate

La Guardia al sur

Las negociaciones entre México y Estados Unidos sobre comercio y migración fueron las más difíciles que se han realizado entre los dos países en las últimas décadas. Lo que estaba en juego era mucho. Y si México perdía en el tema comercial, es decir, si Donald Trump se salía con la suya e imponía a México una escalada de aranceles a partir del 10 de junio, lo más probable es que el país se hundiera en una crisis económica solo comparable a la de 1995, cuando se vieron las consecuencias del llamado “error de diciembre”. Pero con una gran diferencia: en la Casa Blanca no está Bill Clinton -que siempre se dijo amigo de México- sino Donald Trump, que ha demostrado ser enemigo de México.

Cuando el presidente Ernesto Zedillo le pidió ayuda a Bill Clinton para resistir los primeros embates de la crisis, la Casa Blanca le prestó a México 25 mil millones de dólares, que representaban una cifra gigantesca. Otras instituciones internacionales, sobre todo el Fondo Monetario Internacional, elevaron el monto hasta los 40 mil millones de dólares. El país no se hundió, pero soportó los fuetazos de la crisis durante los tres primeros años del sexenio de Zedillo.

Hoy, la crisis económica se detuvo a tiempo. Pero la crisis migratoria parece no tener fin.

Los críticos del acuerdo sostienen que fue más lo que se perdió que lo que se ganó. Porque México se convirtió en el muro que Trump añoraba para detener el flujo de migrantes. Sin embargo, el incremento de la migración es un problema no solo para Estados Unidos, sino también para México. La frontera sur no es una línea porosa, como muchas veces se ha dicho. Es una línea imaginaria. En muchos puntos del Río Suchiate, la población cruza las aguas sin que el tránsito de un país a otro represente ningún registro. Por eso, sin tomar en cuenta el acuerdo con Estados Unidos, la presencia de la Guardia Nacional era necesaria.

En el fondo del asunto, es muy difícil que el torrente de migrantes se detenga en unos cuantos días, semanas o meses. Para ello sería preciso erradicar la violencia de Honduras y El Salvador. Son países en guerra, donde lo que existe es un éxodo semejante al de Siria.

,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista