Utilidades

Banner  728x90v2
Assange-embajada-ecuatoriana-1440x808

La información es una bomba

La detención de Julian Assange por Scotland Yard en la embajada de Ecuador en Londres le ha dado la vuelta al mundo. El fundador de WikiLeaks había convertido ese nicho diiplomático en su cuarto de filtraciones desde que ingresó ahí como refugiado en agosto de 2012, y su arresto ha despertado todo tipo de reacciones.

Como se sabe, con sus iniciativas Assange se convirtió en un paladín mundial de la libertad de prensa, la revelación de secretos explosivos del gobierno de Estados Unidos, las filtraciones de todo tipo, la protección de los derechos humanos durante las guerras y los chantajes concomitantes. Sus áreas de actuación y espionaje han sido los archivos de Hillary Clinton, las nubes de Amazon, los forcejeos entre el Papa y los obispos en el Vaticano, el reclutamiento de los miembros de la patrulla fronteriza en Estados Unidos, las redes de espionaje ruso, el reparto de las ganancias por la venta de armas y los archivos de Inteligencia Global, entre muchos otros.

Assange fue acusado por delitos sexuales supuestamente cometidos con dos damas suecas, y es buscado por las autoridades de Estados Unidos por la revelación de las atrocidades cometidas en Irak y Afganistán durante las guerras. Durante su reclusorio en la embajada de Ecuador, su fama creció y su estado físico se fue deteriorando. En Ecuador, mientras tanto, pasaron por el Palacio de Carondelet dos presidencias: la de Rafael Correa y la de Lenin Moreno.

El cobijo diplomático de Assange se desbarató este año, cuando se abrió una brecha entre el actual presidente de Ecuador y el activista. El presidente Lenin Moreno declaró que el asilo de Assange terminó porque “La paciencia de Ecuador ha llegado a su límite. (Assange) Instaló equipos electrónicos de distorsión no permitidos. Bloqueó las cámaras de seguridad de la Misión de Ecuador en Londres. Ha agredido y maltratado a guardias de la sede diplomática. Ha accedido sin permiso a archivos de seguridad de nuestra embajada”.

Pero detrás de esa acusación hay un dato importante: una fuente anónima publicó mensajes y fotografías del presidente de Ecuador y su familia durante sus vacaciones, incluyendo un banquete con langosta en una habitación de lujo. Y el presidente, que ha basado el embrión de su política en varias medidas de austeridad, culpó a WikiLeaks.

Ahora Julian Assange se acaba de ir a prisión. Detrás quedan muchas preguntas, y la certeza de que más allá de los principios, las verdades y las revelaciones, se encuentran los intereses y los chantajes.

 

 

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista