Utilidades

Banner  728x90v2
50c6aff1e0e0772804abd3a8df5cdffaf57adcec0c5f8e41e9d6ac91507f27c8_4006163[1]

La queremos negra

Un nuevo escándalo ha estallado en el campo de la farándula. La figura de Beyonce, monumental y radiante, ha sido exhibida hace unos cuantos días en el museo de cera de Madame Tussauds en Nueva York, en medio de la algarabía de los visitantes. Pero hubo un detalle que sirvió de mecha para el escándalo: la famosa cantante negra apareció con la piel blanca.

El museo de Madame Tussauds no ha sido ajeno a las controversias y los escándalos. Pocos visitantes lo saben, pero las primeras figuras de cera de la mundialmente célebre Marie Tussauds nacieron entre los adoquines y las calles explosivas de la Revolución Francesa, y desde ese entonces el hecho de elaborar figuras de cera de personajes históricos o importantes ha seguido siendo motivo de escándalos. La primera figura de cera que la artista diseñó fue la de Voltaire, y durante los primeras fases de la revolución Marie Toussauds estuvo tres meses en prisión esperando a la guillotina. Un amigo influyente la salvó, y en 1835 llegó a la ahora famosa calle de Baker en Londres para fundar su museo.

La firma de Madame Tussauds en el mundo de los museos es reconocida en los cinco continentes. Existen museos de cera de la firma en Beijing, Tokio, Singapur, Hong Kong, Berlín, Estambul, Praga, Viena, Hollywood, San Francisco, Washington y Nueva York. Por sus salones han desfilado figuras cinematográficas míticas y deslumbrantes, jefes de Estado mundialmente reconocidos, escritores de letras trascendentes, deportistas que dejaron huella, cantantes de voces inolvidables, revolucionarios utópicos y tiranos odiosos. Por ejemplo Charles Chaplin, Orson Wells, Marlon Brando, Barack Obama, Vladimir Putin, Angela Merkel, William Shakespeare, Charles Dickens, Pelé, Usain Bolt, Michael Phelps, Frank Sinatra, Madonna, Mahatma Gandhi, Mao Tsé tung, Martin Luther King, Hitler. Sobre éste último, hablando de escándalos, apareció su cabeza decapitada en el museo de Berlín, en 2008.

Ahora el museo se ha visto envuelto en una nueva controversia al presentar a una Beyonce blanca como un tributo a su voz. Pero flaco favor le hicieron. Muchos visitantes, entre el disgusto y la sorna, dijeron en las redes sociales que la figura era mucho más parecida a Britney Houston o a Miley Cyrus. Beyonce no ha dicho nada. Aunque sus convicciones y su activismo son nacionalmente conocidos. Ella ha apoyado públicamente a Barack Obama, y ha condenado la brutalidad policíaca de muchas ciudades de Estados Unidos contra la población negra. Beyonce está orgullosa del color de su piel. Está muy lejos de los desfiguros de Michael Jackson.

 

 

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista