Utilidades

Banner  728x90v2
p05mlmch[1]

La vida larga

En una de las islas paradisíacas de Grecia, vive Ioanna Proiou. Una mujer que tiene 105 años llenos de energía. Diariamente trabaja en su telar, elaborando ropa y bolsas que vende en el céntrico mercado del pueblo. Doña Ioanna dice que hace décadas falleció su marido, y que poco tiempo después alguien empezó a cortejarla. “Pero yo estoy casada con mi telar”, afirma, y gracias a ese tesón cada día de su larga vida está lleno de fuerza y alegría.

En el caserío de Christos Raches, en la pequeña isla griega de Ikaria, la vida de Ioanna Proiou no es un caso aislado. En esa población de 300 habitantes, la tercera parte de la población tiene más de 90 años. Todos hacen lo que quieren. Trabajan en diferentes oficios, venden sus productos y servicios con precios tentativos, y los clientes les pagan según sus necesidades. Nadie sufre por estar corto de dinero. Todos consumen lo necesario. La alimentación es variada y balanceada, y el ejercicio es opcional. Actualmente muchos habitantes se encuentran organizando una regata para un cabotaje ligero, con una tripulación en promedio que tiene arriba de los 70 años. Se trata de ir a la vecina isla de Samos y volver según el favor del viento. Más que una competencia, es una exhibición de capacidades y destrezas.

Ikaria es uno de los pocos lugares donde los habitantes tienen una longevidad sorprendente. Los otros son Okinawa en Japón, Nicoya en Costa Rica, Loma Linda en California y Sanrdinia en Italia. En esas comunidades existe un común denominador: una población escasa, donde existe un contacto muy estrecho con las familias y los vecinos. Los más viejos son los más venerados, tienen un papel fundamental en la educación de los nietos y bisnietos, todos están activos y sienten que tienen un propósito en la vida.

“Amo lo que tengo”, dice Ioanna. Y se regresa a su actividad en su telar.

(Con información de la BBC)

 

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista