Utilidades

Banner  728x90v2
South Korean soldiers stand guard at the truce village of Panmunjom inside the demilitarized zone (DMZ) separating the two Koreas, South Korea, April 18, 2018. Picture taken on April 18, 2018.   REUTERS/Kim Hong-Ji

Lejos de Washington

Si bien el encuentro entre Donald Trump y Kim Jong-un fue todo un éxito para las aspiraciones de Corea del Norte de lograr una reinserción en la diplomacia y el mercado mundial, el retiro de Michael Pompeo como enviado especial de Washington en esta fase de las pláticas no debe significar un estancamiento en las negociaciones de la región, que son cruciales para la paz mundial.

Eso lo ha comprendido muy bien el gobierno de Corea del Sur, que ha declarado que las pláticas deben continuar a pesar del retiro de Michael Pompeo, cuyo pretexto fue que Corea del Norte no ha cumplido con mostrar todos los sitios donde está el arsenal atómico que posee.  Como siempre sucede, Donald Trump enredó las cosas al afirmar que el culpable del estancamiento de las negociaciones es China, cuyo endurecimiento comercial hacia Estados Unidos ha obstaculizado el desarme nuclear de Pyongyang.

El gobierno de Beiying, de manera lógica, ha guardado silencio. Queda claro que el endurecimiento comercial hacia Estados Unidos es una respuesta equivalente a las medidas proteccionistas que ha impulsado la Casa Blanca hacia las exportaciones chinas. Son temas completamente diferentes.

Xi Jinping, el presidente de China, también comprende la situación, y busca sacarle provecho. Por eso estará el próximo 7 de septiembre en Pyongyang, celebrando el cumpleaños número 70 de la creación de Corea del Norte. Y ahí estará, seguramente, Moon Jae in, el presidente de Corea del Sur.

Lo que se avizora en el horizonte es que en este campo -también- China estará ocupando el lugar que antes estaba reservado para Estados Unidos.

, , ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista