Utilidades

Banner  728x90v2
NEW YORK, NY - SEPTEMBER 24:  U.S. President Barack Obama walks off the stage after speaking at the United Nations (U.N.) General Assembly on September 24, 2013 in New York City. Over 120 prime ministers, presidents and monarchs are gathering this week for the annual meeting at the temporary General Assembly Hall at the U.N. headquarters while the General Assembly Building is closed for renovations.  (Photo by Spencer Platt/Getty Images)

Líder del mundo libre

Barack Obama se despidió de las Naciones Unidas antes de despedirse de Estados Unidos. Su discurso fue un prontuario certero de los logros de la política en el mundo y los obstáculos que viven la libertad y la justicia. Al hablar de sus éxitos como presidente del país más poderoso del orbe, mencionó la salida de la crisis financiera de 2008, la contención del terrorismo, la reanudación de relaciones con Cuba, la colaboración para el fin de la guerra en Colombia, el apoyo alimentario a los países de África, la promoción del desarrollo en lugar de la dependencia.

Algunos logros internacionales son asombrosos: la pobreza extrema se redujo del 40 al 10 por ciento de la población en los últimos 25 años, y la democracia ha duplicado el número de países donde se practica en el mismo período. En medicina, el código genético promete la cura de enfermedades que han devastado a la humanidad durante siglos.

En contraparte, reconoció que las guerras regionales no cesan, y que la violencia ha creado un ejército gigantesco de refugiados que generalmente no encuentran su lugar en el mundo.

Como líder saliente del mundo libre, Obama hizo un llamado a la integración de los individuos y las naciones. La edificación de muros solo encarcelará a los países -señaló-, en clara alusión a los devaneos de Donald Trump.

Sin embargo, enfatizó que la integración deberá hacerse corrigiendo la desigualdad social y las desigualdades entre las naciones, y agregó que es necesario rechazar cualquier forma de fundamentalismo, racismo o creencia que la superioridad étnica debe fundarse en el sometimiento de los demás.

Barack Obama no pudo hacer todo lo que se proponía. No acabó con el racismo en su propio país. No reformó el sistema carcelario. No abrió la igualdad de oportunidades para los negros. No terminó con la venta de armas que genera una violencia inaudita en Estados Unidos.

Pero su discurso incluyente lo coloca como el primer presidente de un mundo globalizado, que aspira a la libertad y la justicia.

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista