Utilidades

Banner  728x90v2
profits

Los que más ganan

El trabajo de los directores ejecutivos en Estados Unidos no es fácil, pero en comparación con otras labores de técnicos y trabajadores de confianza de las empresas es significativamente mucho más redituable. Sus labores están inscritas en las relaciones públicas, los acercamientos entre pares para concretar alianzas, las reinversiones de las ganancias y la planeación estratégica para multiplicar los activos.

Los directores ejecutivos viven una verdadera edad de oro. Los recortes a los impuestos corporativos promovidos por la Casa Blanca han multiplicado el valor de las acciones de las empresas. Y con ello, los directores ejecutivos han recibido mayores bonificaciones. Uno de los ejemplos más notorios es el de la empresa Tesla de autos eléctricos, que autorizó un paquete de pagos a su líder Elon Musk por cerca de 2,300 millones de dólares. Es la suma de bonos más elevada de la historia, según el centro de investigaciones Equilar, que se dedica a analizar las ganancias de los que más ganan.

Según este centro, los pagos a los directores generales aumentaron a una tasa de casi el doble de la registrada para los salarios comunes. En 2018, un año muy bueno para el mercado laboral, el trabajador estadounidense promedio recibió en el sector privado un aumento del 3.2 por ciento, el equivalente a 84 centavos de dólar adicionales por hora.

Estas ganancias entre los ejecutivos de alto rango se mantienen a pesar de las tímidas protestas del Congreso por revelar la riqueza de las empresas y su correlación con las ganancias de sus directivos. A pesar de todo, los pagos siguen en aumento. Musk ocupó el primer lugar en la lista de Equilar con más de 2000 millones de dólares. David M. Zaslav, director ejecutivo de la empresa de entretenimiento Discovery, ocupó el segundo lugar con 129,5 millones de dólares.

Palo Alto Networks, proveedora de servicios de ciberseguridad, le otorgó a su nuevo director, Nikesh Arora, un paquete que equivale a 125 millones de dólares. Oracle convino en pagarle a cada uno de sus dos directores ejecutivos 108 millones de dólares y un poco más a su presidente, Larry Ellison. Una de estos directores ejecutivos, Safra A. Catz, fue la mujer mejor pagada en 2018, una de solo ocho mujeres incluidas en la lista de Equilar. Aquí no aplica el slogan de ladies first.

¿Y por qué un ejecutivo como Elon Musk recibe tales bonos estratosféricos?

Por miedo. Los bonos se determinaron por el temor a que Musk prestara más atención a otros proyectos, como SpaceX, o decidiera abandonar Tesla.

Entre las empresas, así como entre los empresarios, hay un temor mayor a la muerte: el temor a la pérdida de ganancias.

(Con información de Equilar)

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista