Utilidades

Banner  728x90v2
150508120836_official_spanish_ball_624x351_getty[1]

Lucha de clases en el futbol.

Si la final de la Champions es con algún equipo español (que es lo más probable), el máximo encuentro podría suspenderse por una huelga. Se sabe que la próxima semana se definirán los finalistas; es difícil que el Bayern Munich remonte el 3 a 0 que les metió el Barcelona en el Camp Nou, y es probable que el Real Madrid remonte la ventaja de 2 a 1 que tiene el Juventus. De manera que lo más probable es que el Barcelona se convierta en el primer finalista que irá al encuentro decisivo en Berlín, y el Real Madrid puede ser su contincante.
Ese escenario, de una final española de los dos mejores equipos del mundo, puede venirse abajo por la amenaza de una huelga.
En España hay un sindicato de futbolistas, y entre sus logros está el tener una participación de los jugosos dividendos que se llevan las televisoras al transmitir los partidos. Entre los jugadores que más participan en el sindicato se encuentran Iker Casillas y Sergio Ramos del Real Madrid, y Gerard Piqué y Xavi Hernández del Barcelona.
El actual litigio se centra en el reparto de utilidades, que se realiza en un 90% para los clubes de la primera división, y apenas un 10% para los de la segunda. Las ganancias son estratosféricas, pero los que más ganan se han solidarizado con los que menos ganan, y entre todos han amenazado con una huelga que paralizaría todos los partidos de España, incluida la Copa del Rey, y como corolario la final de la Champions.
El presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, tensó la situación al máximo al presentar en días pasados en la Audiencia Nacional una demanda contra la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), diciendo que la huelga es a todas luces ilegal.
Es una lucha de poder o, como diría Marx, una lucha de clases.

, , , ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista