Utilidades

Banner  728x90v2
Donald

México unido

Después del discurso del presidente Enrique Peña Nieto para enfrentar las agresiones de Donald Trump, sucedió lo que nadie creía que iba a suceder. Los candidatos presidenciales, los partidos en plena contienda electoral, los empresarios, los grupos políticos, los sindicatos, las organizaciones sociales, los medios de comunicación, los editorialistas, los taxistas, los vendedores de los puestos ambulantes y la gente que camina en la calle se unió para apoyar el discurso del presidente y defender a la nación. Andrés Manuel López Obrador lo dijo con una frase histórica de Vicente Guerrero: la patria es primero.

El Senado de la República pidió al presidente suspender las relaciones bilaterales con Estados Unidos en materia de migración y combate al narcotráfico internacional en tanto que el inquilino de la Casa Blanca no se conduzca con civilidad y respeto que merece el pueblo de México, y el presidente respondió con frases duras e inesperadas.

Una de las ideas que sostuvo en su discurso se refirió a la conducta agresiva y sin respeto que ha caracterizado a Trump desde que llegó al poder. “La relación bilateral conlleva enormes oportunidades, que ambas naciones debemos aprovechar -dijo Peña Nieto-; se trata de una relación intensa y dinámica, que naturalmente también nos presenta retos. Pero estos desafíos nunca justificarán actitudes amenazantes o faltas de respeto entre nuestros países”. Y la sentencia hacia el fondo de sus balandronadas fue clara: “Si sus recientes declaraciones derivan de una frustración por asuntos de política interna, de sus leyes o de su Congreso, diríjase a ellos, no a los mexicanos. No vamos a permitir que la retórica negativa defina nuestras acciones”.

Aquí se acabó la política de buena vecindad. Y no por culpa de los mexicanos.

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista