Utilidades

Banner  728x90v2
Ana

Migrantes en museo

La migración es uno de los temas que más preocupa en el mundo actualmente y no por buenas razones. En América Latina, la migración de mexicanos hacia Estados Unidos lleva muchísimos años -en su versión moderna casi tres cuartos de siglo, desde la década de los años cincuenta a la fecha-, y ha pasado por distintas etapas, unas peores que otras. En los últimos años se ha intensificado la migración de los países centroamericanos hacia Estados Unidos, también en busca de trabajo y de mejores condiciones de vida. En América del Sur el éxodo ha ido incrementándose y apunta a que seguirá creciendo.
Actualmente en el Museo Universitario Arte Contemporáneo se están exhibiendo dos propuestas muy interesantes. La primera titulada “Axiomas para la acción” (1996-2018), incluye dos décadas del trabajo del artista Carlos Amorales; la segunda de Tania Bruguera “Hablándole al Poder”, presenta los proyectos denominados por la autora de “largo plazo” iniciados entre 1985 y 2017.
Uno de ellos, el de Ana Mendieta, llama particularmente la atención pues ella migró hacia los Estados Unidos desde Cuba con el apoyo de un programa al que se denominó Operación Peter Pan, en el que intervenían el gobierno de los Estados Unidos y la red de caridad Catholic Charities. En un video incluido en la exposición, se da cuenta de los difíciles momentos que pasó Ana junto con su hermana Raquel a sus 12 y 14 años de edad respectivamente.
A su llegada a Estados Unidos -hacia 1962-, vivieron en campamentos de refugiados sin entender una palabra de lo que les decían, y posteriormente fueron trasladadas a diversas instituciones y hogares de acogida en Iowa. Se reunieron con su madre y su hermano mayor hacia 1964, y con su padre hasta 1979. Ana estudió en la Universidad de Iowa la licenciatura y maestría en Artes. En 1980 regresó a Cuba y recuperó sus orígenes culturales, aunque siempre tuvo un sentimiento de pérdida tras la salida de su país. Sus obras tienen un componente autobiográfico, y plasman temas como la violencia, la vida, la muerte, el lugar de arribo y la pertenencia. En una destacada serie de trabajos, llamada Silueta, representó siluetas femeninas en su ambiente natural, con materiales que son hojas, barro, ramas y sangre. ​​

En septiembre de 1985 Ana murió tras caer del piso 34 del departamento en que vivía con su marido en Greenwich Village, NY, dejando una obra que rescata Tania Bruguera, quien rehízo algunas de sus obras. Uno de los conceptos importantes de Bruguera es el “artivismo” mediante el cual el arte y activismo se fusionan. Como Ana, recrea el fenómeno de la migración como un hecho de vida creativo que transforma.

, , ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista