Utilidades

Banner  728x90v2
India

Odio en redes

Facebook no sabe cómo impedir las mentiras, los mensajes de odio, los deseos de venganza y todas aquellas atrocidades que se difunden en sus redes. Tampoco lo saben Twitter ni Instagram. Cuando Mark Zuckerberg -dueño y creador de Facebook- compareció en el Capitolio sobre el tema, o simple y cotidianamente, al responder preguntas sencillas de la prensa, se ve que no tiene la menor idea de cómo detener el oleaje del odio y la mentira que se ha desatado en las redes sociales. Simplemente dice de corazón una y otra vez que lo siente mucho, que comparte el dolor de las víctimas y que su empresa va a poner todo lo que está de su parte para detener la violencia sin coartar la libertad de expresión. Pero se ve que no ha podido.

En la India, una nación lacerada por la pobreza y la ignorancia, el WhatsApp se ha convertido en un material incandescente. Actualmente existen cerca de 250 millones de usuarios, y la enorme mayoría de ellos son incapaces de discernir si la información que reciben es falsa o verdadera. Más bien, creen a ciegas todos los mensajes. Y en el mes de abril, muchos de los mensajes que se comparten en grupos empezaron a difundir señales de alarma sobre la desaparición de niños, que supuestamente eran robados por bandas que los subían a sus automóviles sin que intervinieran las autoridades.

Así se iniciaron los linchamientos. De manera caótica, arbitraria, irracional y fortuita. La prensa local narró el linchamiento de una mujer llamada Rukmani, de 65 años de edad. Ella y cuatro de sus familiares se dirigían a un templo en el estado sureño de Tamil Nadu, cuando una multitud los confundió con secuestradores de niños -porque en WhatsApp se había difundido un video con un auto de secuestradores semejante al de ella- y los atacó. El auto se había detenido para preguntar sobre el camino para llegar al templo, pero el poblado ya estaba alertado porque a una abuela le parecieron sospechosos, y le dijo a su nieto que congregara a la población. Por eso bajaron a los tripulantes y los golpearon hasta la muerte. Las autoridades intervinieron, pero Rukmani falleció. La fotografía indica el estado en el que quedó el automóvil.

Como se sabe, la empresa dueña de WhatsApp es Facebook. Otro dolor para Mark Zuckerberg.

, , ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista