Utilidades

Banner  728x90v2
06fbgermany-master1050[1]

Por una selfie

Feliz, al lado de la Canciller Angela Merkel, Anas Modamani se tomó una selfie. Era el año de 2015, y la foto fue la constancia de que Merkel visitó un campo de refugiados en Berlín. Monamani tenía 17 años, y nunca se imaginó que ese pequeño detalle le fuese a acarrear tantos problemas.

No cabe duda que las redes sociales son inclementes. Pueden ser el instrumento para llevar a cabo propagandas, calumnias, ventas de millones de productos, acusaciones, campañas políticas, lanzamiento de luminarias o encarcelamientos. Entre otras muchas cosas.

En un inicio, la selfie de Modamani fue utilizada como símbolo de la apertura de Merkel y Alemania hacia los refugiados de todo el mundo. Un gesto humanitario que, visto en el conjunto del drama que sufren los países en guerra, ponía al país como ejemplo y al Merkel como una mandataria con el corazón por delante.

Pero ahora las cosas han cambiado. Merkel busca su cuarta reelección al hilo, y sus enemigos utilizan todo tipo de recursos para minar su popularidad a diario. Ahora la misma selfie de Anas Modamani se utiliza para acusarlo de terrorismo, y a Merkel como la líder permisiva hacia la violencia de los musulmanes.

Modamani demandó a Fecebook por la calumnia, y la empresa se lavó las manos diciendo que no es responsable de lo que los usuarios pongan en sus páginas.

Es una historia de las linduras que afloran con la lucha política.

(Imagen de The New York Times)

 

, , , ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista