You are here
Home > Arte > Selena

Selena

Selena Gómez es el rostro del éxito en Estados Unidos. Su perfil mexicano le ha cosechado simpatías, fama, premios, Como pequeña actriz, saltó a los escenarios cuando tenía 10 años en una serie de programas infantiles de Disney, y a partir de ese momento su carrera fue un ascenso fulgurante hacia el podio de las celebridades. Sus películas se han visto en los cinco continentes, y como cantante ha vendido 7 millones de álbumes con canciones se han reproducido decenas de millones de veces. Su fortuna está valuada en 50 millones de dólares.

Sin embargo,a pesar de su éxito, Selena no olvida su origen como migrante. En 1970 una de sus tías cruzó la frontera hacia Estados Unidos oculta ilegalmente en un camión de carga, y a partir de ese momento su familia se fue acomodando en Texas a pesar de las redadas y el hostigamiento para los indocumentados, Por eso ahora ha producido para Netflix un documental que se llama “Vivir sin documentos”, que narra las vicisitudes de ocho familias de migrantes de diferentes países, con la espada de la deportación pendiendo siempre sobre sus cabezas. “En sus historias -dice Selena- pude captar el miedo, la incertidumbre y la angustia que compartimos todas las familias de migrantes, pero también la esperanza y el optimismo que reinan en nuestros corazones a pesar del infierno que nos rodea.”

Selena ha puesto la experiencia su propia vida en una serie. Como en el resto de los escenarios, ahí también brillará.

 

In 2017, I was approached about getting involved in a new documentary series called Living Undocumeneted that would shine a light on eight immigrant families in the U.S. from different countries and backgrounds, all facing possible deportation. I watched footage outlining their deeply personal journeys and I cried. It captured the shame, uncertainty, and fear I saw my own family struggle with. But it also captured the hope, optimism, and patriotism so many undocumented immigrants still hold in their hearts despite the hell they go through.

I’m concerned about the way people are being treated in my country. As a Mexican-American woman I feel a responsibility to use my platform to be a voice for people who are too afraid to speak. And I hope that getting to know these eight families and their stories will inspire people to be more compassionate, and to learn more about immigration and form their own opinion. I hope that Bar gets to study interior design. I hope that Pablo and Camilo can return home and sleep at night.

Top