Utilidades

Banner  728x90v2
Niños

Separación

La separación de padres e hijos, ordenada por Donald Trump como medida forzosa para evitar la migración de mexicanos y centroamericanos hacia Estados Unidos, ha entrado en una nueva fase de injusticias y desgracias. Como se sabe, en mayo del presente año la Casa Blanca puso en marcha una política en la que cada adulto detenido al ingresar al país ilegalmente sería sujeto de un proceso penal, y por lo tanto no podría cuidar a sus hijos. En consecuencia, más de 3 mil niños fueron separados de sus padres y enviados a guarderías y centros de detención. Eso despertó una ira internacional contra una medida que fue calificada como fascista por diversas organizaciones, y el pasado 20 de junio Trump firmó a regañadientes una orden ejecutiva para detener las separaciones. Una juez de San Diego emitió una orden judicial que establecía que todas las familias deberían ser reunificadas en un plazo de 30 días, fecha que se venció el pasado 26 de julio.

Dos días antes del plazo perentorio las autoridades dieron información sobre nuevos problemas. Si bien el juzgado de San Diego sostuvo que deberían ser reunificados 2,551 migrantes que fueron separados de sus hijos, el departamento jurídico de la Casa Blanca dijo que por lo menos 463 migrantes ya no se encontraban en Estados Unidos, porque fueron deportados. El problema entonces se multiplicó por las ineficiencias y confusiones. Una organización defensora de migrantes en El Paso sostuvo que las autoridades obligaron a los detenidos a firmar órdenes de deportación haciéndoles creer que así recuperarían a sus hijos. Taylor Levy, de la Annunciation House, dijo que la medida fue muy injusta sobre todo para las indígenas guatemaltecas que ni siquiera hablan español con fluidez, y que fueron expulsados del país sin la esperanza de recuperar a sus hijos.

Ante los apremios de las autoridades por cumplir las órdenes judiciales, existen padres que no saben dónde están sus hijos; niños que han debido ser trasladados a hoteles por asociaciones humanitarias, porque ya no pueden permanecer en los albergues; madres que aceptan la reunificación pero que se niegan a regresar a sus países de origen porque enfrentan amenazas de muerte, y familias reunificadas que han sido detenidas mientras se gestiona su deportación.

El gobierno ha declarado que ya finalizó la reunificación de los padres y madres que cuentan con hijos mejores de cinco años, la cual -dicen los voceros- se inició rápidamente por razones humanitarias. Mmhh…

 

 

 

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista