Utilidades

Banner  728x90v2
DBReT07VoAIcUyc[1]

Sin Trump

La abrupta salida de Donald Trump del acuerdo de París está teniendo una resaca importante. El gobierno federal ha sido muy enfático en su determinación, pero los gobiernos estatales, los condados y las empresas están tomando las riendas del acuerdo. Y no solamente no quieren salirse, sino que toman abiertamente la representación de su país.

Michael Bloomberg, el anterior gobernador de Nueva York, está coordinando una parte de los esfuerzos. El grupo todavía no tiene nombre, pero hasta la fecha incluye a 30 alcaldes, más de 80 rectores de universidades y más de 100 empresas que están negociando con las Naciones Unidas un contrato para llevar a cabo la reducción de gases de efecto invernadero que le corresponderían a Estados Unidos según el acuerdo de París. “Nosotros llevaremos a cabo el compromiso de nuestro país”, declaró Bloomberg, y sus palabras resonaron en todos los pasillos y salones de la Casa Blanca. Según el vocero del grupo, las diferentes entidades y organizaciones van a superar con sus esfuerzos la meta admitida por el gobierno de Obama, que prometía reducir la cuota de gases al 26% para el año 2025, según las medidas de emisiones realizadas en 2005.

Al grupo se han integrado los alcaldes de Los Angeles, Atlanta y Salt Lake City, así como el de Prittsburgh –la ciudad favorita de Donald Trump en su cruzada para proteger los empleos. Tambien se han adherido los gobernadores de Washington, Nueva York y California, así como   una docena de grandes empresas, del calibre de la Hewlett-Packard y Mars.

Entre las medidas que se llevarán a cabo, por parte de las ciudades, es la negociación de contratos para adquirir energía renovable, creación de infraestructura sustentable y reforestación de zonas urbanas. Las empresas están utilizando cada vez más energías renovables en sus oficinas y fábricas, y los gobiernos están impulsando con subsidios los vehículos eléctricos.

Y si el gobierno federal tiene dinero, los gobiernos locales y las organizaciones sociales también lo tienen. Por lo Pronto, la organización filantrópica del propio Bloomberg ya donó 14 millones de dólares para el programa bianual del combate al cambio climático. Uno de sus voceros dijo que esa cantidad es la que le correspondía desembolsar al país para esos fines.

Todo eso significa un cambio muy importante.

Donald Trump se salió del acuerdo de Paris para combatir el cambio climático.

No así Estados Unidos.

 

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista