Aternancia

Las ciudadanas y ciudadanos mexicanos están empoderados para decidir, mediante su voto, quién los gobernará y para premiar o castigar las acciones de un gobierno, como ocurre en una democracia madura, afirmó el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.

Al inaugurar el Seminario “Los estados en 2018. Contexto federal y desafíos en los procesos locales”, llamó a valorar las construcciones institucionales que han permitido transitar hacia la democracia en México.

“Gracias a la construcción institucional y procedimental normativa que se ha venido realizando en el último cuarto de siglo, se han generado las condiciones para que pueda haber alternancia”, subrayó.

El Presidente del INE mencionó que del 2015 al 2018 ha ocurrido el mayor número de alternancias en la historia a nivel federal y local, de lo cual se han beneficiado todas las fuerzas políticas. Eso fue posible gracias a que “tenemos un sistema electoral que, aunque complejo, sirve para generar las garantías que permitan una contienda equilibrada”.

“Lo que define a una democracia está presente desde hace muchos años, esto es la posibilidad de la alternancia. Democracia no es alternancia, pero sí es que existan las condiciones reales para que pueda ocurrir la alternancia”, precisó.

Ante la catedrática Rosa María Mirón Lince, investigadora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Consejero Jaime Rivera; Lorenzo Córdova sostuvo que “es una falacia suponer que en México los ciudadanos no están suficientemente empoderados para ejercer su voto libre, por eso hubo alternancia”.

Posteriormente, al encabezar la primera mesa del Seminario, Córdova Vianello afirmó que en las elecciones 2018 se logró “una logística electoral eficaz y eficiente”, lo que se muestra con el hecho de que a pesar del complejo contexto, se realizó una elección pacífica; hubo mayor equidad e inclusión para candidaturas y votantes; la fiscalización fue exhaustiva y se combatieron las noticias falsas.

“El éxito ha convertido al proceso electoral en un proceso paradigmático, incluso a nivel internacional”, afirmó Córdova Vianello.

Citó como ejemplo de la elección exitosa, que, a pesar del contexto complejo, los comicios se realizaron de forma pacífica; hubo alternancia y pluralismo; equidad e inclusión; la mayor fiscalización y buenos resultados contra las noticias falsas.

En México, la convergencia de autoridades, la responsabilidad de gobiernos, la actuación de los medios de comunicación, la participación de partidos políticos y candidaturas, demuestran dijo, que “cuando la sociedad decide jugar las reglas del juego democrático, puede recrearse incluso en los contextos más adversos, a las elecciones como la ruta civilizatoria mediante la cual, la pluralidad y la diversidad política se recrea pacíficamente y se consolida hacia el futuro como una sociedad democrática”.

En su intervención, Mirón Lince mencionó que el Seminario que se realiza desde hace diez años entre académicos e investigadores será itinerante, por lo que la primera mesa tuvo como sede el Instituto Nacional Electoral, continuará en el Instituto Electoral de la Ciudad de México; en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y concluirá el Tecnológico de Monterrey.

En ocho mesas académicos, investigadores, autoridades electorales y representantes de partidos políticos, analizarán los saldos de la elección federal; la disputa por las gubernaturas; los comicios intermedios en los estados y las alineaciones partidistas post elecciones 2018.

La democracia local

La contribución de propuestas y procedimientos que han surgido desde los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE) han sido invaluables para la democracia mexicana, afirmó la Consejera del Instituto Nacional Electoral (INE), Dania Ravel Cuevas, al inaugurar el Primer Foro de la Asociación Mexicana de Consejeras Estatales Electorales (AMCEE). “La democracia se construye desde lo local”.

En el Auditorio del Instituto explicó que la reforma electoral de 2014 implicó una nueva forma de organización, cooperación y coordinación entre los OPLE y el INE, lo que se demostró en las elecciones 2017-2018, cuando se llevó a cabo un trabajo coordinado en la organización de 30 elecciones concurrentes y las elecciones federales.

De cara a las elecciones de 2019, cuando se realizarán comicios en seis entidades federativas, la Consejera Ravel dijo que el foro permitirá conocer y ahondar en las iniciativas implementadas por los diferentes institutos locales electorales, “para que se repliquen estas buenas prácticas en las entidades federativas, pero también a nivel nacional”.

Ante la presidenta de la Asociación Mexicana de Consejeras Estatales Electorales, Miriam Hinojosa Dieck; el Titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto Castillo; la secretaria general de la Asociación y consejera electoral de Oaxaca, Rita Bell López Vences, así como consejeras y ex consejeras electorales de todo el país, enumeró diversas acciones y procedimientos implementadas a nivel local y que han nutrido a la autoridad electoral nacional para ampliar el ejercicio del voto de la ciudadanía.

“Desde lo local se dieron pasos fundamentales para propiciar el uso de materiales electorales que favorecieran la inclusión de personas con discapacidad en toda la República Mexicana y el voto de personas trans”, dijo la también presidenta de la Comisión Temporal para el Fortalecimiento de la Igualdad de Género y No Discriminación en la Participación Política.

Mencionó que propuestas implementadas primero por institutos locales y que sirvieron de base para ser adoptadas a nivel nacional como son:  la mascarilla braille, las urnas electorales con etiqueta braille, la lupa fresnel que facilita la emisión del voto a personas con debilidad visual; la base porta urnas que facilita a personas con discapacidad motriz o estatura baja ingresar la boleta al interior de la urna; materiales electorales que favorecieran la inclusión de las personas con discapacidad y el protocolo que garantiza el derecho al voto de personas trans.

Estas medidas, señaló, han hecho al INE ser merecedor de reconocimientos a nivel nacional e internacional.

En su intervención la presidenta de la AMCEE, Miriam Hinojosa Dieck, explicó que, desde el interior del país, la democracia permeó en todo el territorio nacional y todos los días se trabaja porque no haya retrocesos.

“La democracia no es un destino, sino una ruta que se construye a sí misma. La apertura engendra cada vez más libertades” dijo, al advertir que en ocasiones gobiernos a todos niveles surgidos de procesos democráticos, utilizan el poder para desmantelar el sistema de principios que les dio legitimidad”.

Por ello, agregó, desde la AMCEE nos hemos dado como tarea hacer un vínculo con diversas instancias para que la democracia continúe con su perfeccionamiento y asumimos el compromiso de trabajar a nivel local para garantizar que no se dé marcha atrás en ninguno de los logros alcanzados en la ampliación de derechos de las y los mexicanos.

En seguida, el Titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, presentó su libro “Sin filias ni fobias. Memorias de un fiscal incómodo”.

Durante el día las consejeras y exconsejeras trabajaron en mesas sobre el desarrollo democrático, la innovación electoral, mecanismos de participación ciudadana y educación cívica.

(Información del Instituto Nacional Electoral)

Democracia, justicia y reparación

Hagamos un ejercicio, querido lector. Dígame que es lo primero que piensa cuando le digo “democracia”.

Sin duda muchas palabras e imágenes se deben venir a su mente: el INE y el Tribunal Electoral, frases y rostros de uno o varios candidatos, quizá el costo de las campañas o el recuerdo de las largas filas que se formaron en muchas casillas para poder votar.

Sin embargo, dudo que muchos de nosotros hayamos pensado cosas como impartición de justicia o imaginado un proceso de reparación ante la falta de ésta. Mucho menos una relación entre dicho término y situaciones como la desaparición de personas en nuestro país.

Y es que la imagen que se ha construido ante México al hablar de la democracia se ciñe al ámbito electoral, casi sin excepción. Pareciera que el trabajo de las instancias electorales y de los ciudadanos que buscan construirla se queda solamente en el primer domingo de julio en que emitimos los votos y elegimos a nuestros representantes y gobernantes.

Sin duda, esto es un error.

No se puede negar que el ámbito electoral es fundamental para la existencia de la democracia, pero tampoco podemos quedarnos en la miopía de pensar que es, también, su final. La democracia tiene tanto que ver con el derecho al voto, como con el derecho a la justicia y la reparación de los daños de cualquier víctima. En otras palabras, hablar de la democracia es referirse al ejercicio de todos los derechos por parte de personas y ciudadanos.

Esta es una labor que se debe llevar adelante por parte de todos los actores, ya sean institucionales, de la sociedad civil y políticos, lo que significa que se debe colaborar de formas novedosas y específicas.

Justo esto fue lo que sucedió el pasado viernes 7 de septiembre, cuando el Instituto Nacional Electoral y la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas firmaron un convenio de colaboración para que la base de datos personales más grandes de nuestro país se pueda utilizar para apoyar la búsqueda y localización de mexicanos que son buscados por sus familias.

Quizá, a primera vista, este convenio no suene como construcción de la democracia, acostumbrados como estamos a pensar solo en el aspecto electoral. Sin embargo, al pensarlo por un minuto veremos que, en realidad, la desaparición forzada de personas y los múltiples asesinatos resultantes no son otra cosa que la negación máxima de los derechos de las personas.

En el caso de las víctimas se les niega su derecho a la libertad y a la vida, con respecto a las personas que los buscan se les niega el derecho a saber y conocer qué ocurrió con sus seres queridos. A esto hay que sumar la negación al derecho a que se haga justicia y se les repare el daño cometido. En ninguna democracia debe existir esto, mucho menos como una constante.

Ahí radica la importancia de que existan instancias como la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, las cuales trabajan para rectificar esta situación y finalmente se haga justicia a las víctimas y sus deudos.

De igual forma, el que exista una base de datos tan extensa, confiable y profunda como es el padrón electoral elaborado por el INE, es un factor que favorece esta lucha y, más allá de las urnas, impulsa la construcción de nuestra democracia.

Si aún no ve la conexión entre ambos temas piense en la transparencia y el libre flujo de información. Conocer la identidad de las personas que se encuentran desaparecidas o que han sufrido una muerte violenta es una forma de transparentar la situación por la que atraviesa nuestro país y aclarar el paradero de los desaparecidos.

En cuanto a la libertad de la información, una vez que se pueda identificar a las personas que han sido víctimas, estaremos más cerca de conocer qué fue lo que ocurrió y hacer un mapeo de la violencia y sus razones a lo largo y ancho de México. Con esto la justicia tendrá una mayor oportunidad de ser ejercida eficazmente y se podrán emprender las reparaciones de cada caso.

En otras palabras, el que estas dos instancias se unan para encontrar a las personas desaparecidas es un acto de justicia democrática, en el que la impunidad se combate con trabajo e información, no con balas y violencia.

Ojalá el ejemplo cunda y nuestra democracia siga creciendo. ¿Ahora qué se le viene a la mente cuando le pido que piense democracia?

 

En democracia, la mayoría manda

 El Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, entregó a la Secretaría General de Servicios Parlamentarios de la Cámara de Senadores, las 96 constancias de validez, así como los informes de impugnación, de la elección del pasado 1° de julio de las y los senadores electos por el Principio de Mayoría Relativa y de Primera Minoría a la LXIV y LXV Legislaturas.

Córdova Vianello subrayó que, con esta entrega, el Instituto Nacional Electoral y el proceso electoral, en su conjunto, entró en etapa jurisdiccional “y es en los tribunales en donde se resolverán las decisiones pendientes”.

Ante la Vicepresidenta de la Mesa Directiva del Senado, Graciela Ortiz González; de la consejera Pamela San Martín y los consejeros Jaime Rivera y Marco A. Baños, así como del Secretario Ejecutivo, Edmundo Jacobo, y los 32 presidentes de los consejos locales del Instituto, el Consejero Presidente precisó que el INE es el árbitro de la contienda y aplica la ley y las normas “sin especulaciones, sin filias, sin fobias y sin sesgos políticos”.

El Instituto, continuó, no debate la aplicación de la ley públicamente en los medios, sino en la mesa de Consejo General. “Todas nuestras decisiones, como debe de ocurrir en un sistema democrático, son recurribles ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y será éste el que dirá la última palabra”.

La Vicepresidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, Graciela Ortiz González, subrayó que el trabajo del INE estuvo a la altura que demanda una nación que vive en plena democracia y que el resultado se dio de forma pacífica y con una gran concurrencia de los ciudadanos a las urnas, gracias a la organización y la tarea del Instituto.

“El INE sigue dando pruebas de que se ha consolidado como un órgano autónomo de reconocido prestigioso que realiza un gran trabajo a favor de la democracia”, sostuvo.

Delineó el reto que tuvo el INE, con la concurrencia de las elecciones presidenciales, estatales y municipales que significaron una enorme complejidad logística y política para llevar a cabo la elección única en la historia.

“Su trabajo, sin duda estuvo a la altura del reto que demanda una nación que vive en plena democracia, celebramos los comicios en paz y con pleno respeto a las reglas electorales”, ponderó.

La legisladora mostró su beneplácito por contar con instituciones sólidas y profesionales como el INE, “lo reconocemos como el órgano del Estado mexicano, el órgano que los ciudadanos nos hemos otorgado para hacer y ser la defensa de la democracia, que es el camino que los mexicanos hemos elegido”.

El Consejero Presidente mencionó que la entrega de constancias e informes de impugnación ratifica la convicción de la sociedad mexicana de renovar los poderes públicos en paz y a través del voto, muestra la legalidad de los comicios, la paridad de la competencia y la inclusión en el sistema de representación legislativa.

Puntualizó que, en democracia, el eje rector de las decisiones, es el principio de mayoría, pero ello supone la inclusión y la escucha de las minorías, “la representación proporcional constituye la mejor fórmula para que los poderes que representan al pueblo y a los estados de la federación, se integren con la pluralidad que caracteriza y enriquece a la sociedad en clave democrática”.

Recordó que para el INE este acto simboliza que la democracia mexicana se ha recreado, que una vez más ha cumplido su función civilizatoria y que “el voto ha decidido el rumbo futuro de nuestro país, por lo que, a partidos, candidatos electos y a las autoridades nos corresponde acatar la resolución de los tribunales”.

Lorenzo Córdova apuntó que para que las Cámaras de Diputados y de Senadores reconozcan la voluntad popular expresada en las urnas, es necesario esperar a que se lleve a cabo la asignación de curules por el Principio de Representación Proporcional que realizará el Consejo General del INE el próximo 23 de agosto, una vez que los medios de impugnación hayan sido resueltos por las Salas del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Graciela Ortiz González, señaló que con este acto se avanza en los trabajos que permitirán la renovación de la Cámara de Senadores, “al amparo de las reglas y normas que los mexicanos nos hemos otorgado”.

La senadora expresó que durante los últimos seis años se afianzó al Senado como una institución clave para la democracia y la vida pública de nuestro país, por lo que los senadores electos se encontrarán con un órgano del Congreso de la Unión, cuyo distintivo ha sido construir acuerdos en beneficio de México.

Ortiz González destacó que son los acuerdos los que permitirán consolidar la vida democrática y hacer de México “esa gran nación que todos aspiramos que sea”.

El Senado de la República está integrado por 128 senadores, 96 electos de manera directa tres por cada estado de la federación y por la Ciudad de México (dos correspondientes al Principio de Mayoría Relativa y uno otorgado a la Primera Minoría) y 32 de representación proporcional, todos ellos por un periodo de seis años que comenzará el 1° de septiembre de 2018.

(Información del Instituto Nacional Electoral)

Vida y muerte de la democracia

Para contribuir a la consolidación de la democracia, la principal forma de gobierno de la sociedad, “debemos discutir la problemática de fondo sin ocultar ni maquillar”, además de reflexionar sin prejuicios sobre las maneras y principios en que se ha fundamentado su recreación, sostuvo el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.

Al participar en la presentación del libro “Vida y muerte de la democracia”, de John Keane, agregó que la representación ciudadana es mucho más que la celebración de elecciones, aunque reconoció que “no hay democracia auténtica sin voto libre, secreto e informado”.

Ante la Magistrada Presidenta de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de las Federación (TEPJF), Janine M. Otálora Malassis, del Ex Consejero Presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), José Woldenberg, el Consejero Presidente del INE precisó que la democracia continúa al día siguiente de las elecciones, en la construcción colectiva de soluciones a los problemas nacionales.

También en presencia del Consejero Ciro Murayama y de José Carreño Carlón, director del Fondo de Cultura Económica (FCE) -quien fungió como moderador-, Córdova Vianello agradeció, como titular del INE, la posibilidad de reflexionar sobre la obra, con los orígenes, trayectoria y desafíos de la democracia, de la cual, dijo, se puede saber qué hacer para mantener y fortalecer su vitalidad.

La sociedad democrática, agregó, es aquella en la que “todas las personas tienen derecho a tener derechos y, por lo tanto, a ser iguales”.

La Magistrada Presidenta de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Janine M. Otálora Malassis, instó a los candidatos a los diversos cargos de elección que estarán en juego el próximo 1° de julio a aceptar democráticamente a quienes resulten triunfadores de la Jornada Electoral ya que ello demostrará un signo de madurez política.

Sostuvo que la democracia es muy reciente en México y a la vez es muy fuerte y sólida y por eso debemos valorarla y cuidarla.

“Es solamente ahora que las mexicanas y los mexicanos podemos elegir verdadera y efectivamente a quienes deseamos que nos gobiernen. Hay que aceptardemocráticamente a quienes triunfen en las elecciones porque su victoria es el resultado de la mayoría de la voluntad de la población y será el signo de una madurez política y de una madurez democrática”, subrayó la Magistrada Presidenta del TEPJF.

Otálora Malassis reiteró, como lo señala Keane, que la democracia no se acaba con la celebración de las elecciones, sino que es un modo de vida que se debe fortalecer y continuar. “Por eso las instituciones electorales hemos insistido y seguiremos perseverando en otras causas democráticas como la igualdad sustantiva, la representación de los pueblos indígenas y los derechos político-electorales de todos”.

En la Librería Rosario Castellanos, del FCE, el Consejero Ciro Murayama aseveró que el libro, al registrar a la democracia parlamentaria, también reconoce a la pluralidad y a las minorías con derechos inalienables. “Esta obra indaga sobre las diferentes formas de democracia”.

En su oportunidad, José Woldenberg afirmó que la humanidad no ha logrado construir un régimen mejor que el democrático; sin embargo, continuó, no hay garantía de que esa forma de gobierno tenga asegurada su supervivencia.

El Ex Consejero Presidente del IFE señaló que la democracia siempre producirá insatisfacción, fundamentalmente porque oscila entre la no atención de las promesas de campañas y los logros de gobierno, pero es el único y mejor modelo de gobierno contra el poder concentrado.

La presentación del libro “Vida y muerte de la democracia”, del historiador australiano John Keane, tuvo como objetivo dar a conocer ladesmitificación de que la democracia parlamentaria nació en Inglaterra, y pretende demostrar que fue en el reino de León, desde donde se extendió hacia España y luego a toda Europa.

La obra, que fue coeditada por primera vez en español por el FCE, el INE y el TEPJF, subraya los riesgos de extinción de la democracia, pero también llama a enriquecer el debate público sobre la crisis presente y pasada de la democracia.

(Información del Instituto Nacional Electoral)

Del autoritarismo a la democracia

Con el objetivo de fortalecer la consolidación de las instituciones que forman parte del sistema democrático nacional, el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Fundación Internacional para Sistemas Electorales (IFES, por sus siglas en inglés) llevaron a cabo la Conferencia Evolución democrática de las instituciones electorales. Una Visión Internacional de México, en la que participaron los embajadores James R. Jones y Jeffrey Davidow, así como especialistas en materia electoral.

Al moderar la conferencia, el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, señaló que el gradualismo de las reformas electorales ha sido la fórmula para mejorar nuestro sistema electoral y fortalecer la competencia democrática; “ello ha evitado rupturas y ha contribuido a que México transite de un país autoritario a otro democrático, plural y competitivo”.

Resaltó que el proceso de transición a la democracia en México se articuló a través de objetivos específicos e implícitos de ocho reformas electorales federales que fueron trazando la ruta del cambio político en México.

En su intervención, el ex Embajador de Estados Unidos en México, James R. Jones (1993-1997) afirmó haber aceptado la invitación para ver cómo se están preparado las elecciones más complejas de la historia de México, y subrayó: “Lo que yo he encontrado es algo mucho muy positivo y les puedo decir que toda la preparación es muy buena, tan buena como se esperaba”.

En el Auditorio del INE, en presencia de la Consejera Claudia Zavala, de integrantes del cuerpo diplomático y de representantes de los partidos políticos, agregó que se tiene un gran reto, muy complejo, pero destacó que el INE, con la responsabilidad total de los procesos electorales federales, tendrá “la gran oportunidad para hacer que México avance en estas elecciones”.

Jones estableció dos aspectos fundamentales de las elecciones: uno, que los mexicanos se interesen y voten; y dos, incluir a más observadores internacionales y nacionales que puedan reportar si se llevaron a cabo situaciones adversas, aspectos ambos “muy importantes para la estabilidad del país y para que avance la confianza de la ciudadanía”.

A su vez, el embajador de Estados Unidos en México de 1998 a 2002, Jeffrey Davidow, consideró al 2000 como “clave en la historia de México”, ya que “éste fue el año donde la gran mayoría de mexicanos supo que sí se pueden tener elecciones libres y justas”.

El diplomático sostuvo que “esa historia sigue hoy en día” con el INE. En México, “sí se pueden tener elecciones que son orgullo de este país”, enfatizó.

En la sesión de preguntas y respuestas, el embajador Davidow declaró que “muchos países del mundo tienen que aprender del INE”, ya que, consideró, “México es uno de los líderes del mundo” en cuanto a la organización de elecciones libres y justas.

William Sweeney, presidente y director ejecutivo de IFES, habló a su vez de la evolución de todas las autoridades electorales “hacia esta gran democracia, transparencia y rendición de cuentas”, que han mostrado —continuó— el gran progreso que México ha logrado y también cómo esta experiencia “ha fortalecido la gran importancia para tener unas elecciones más profesionales y democráticas en el mundo”.

El desafío principal, añadió Sweeney, es “si vamos a continuar siendo líderes cuando la democracia a nivel internacional está bajo tanto estrés”, y los comicios del 1° de julio ayudarán a responder la pregunta de si México continuará con este gran liderazgo democrático en los próximos seis años y a nivel internacional. Confió en que se desarrollarán elecciones transparentes, pacíficas y justas, de acuerdo con las mejores prácticas globales y el gran liderazgo mostrado por las autoridades mexicanas.

Salvador Romero, actualmente secretario técnico de una misión de observación del proceso electoral mexicano, dijo que la elección actual es competida con un resultado incierto que se decidirá en el limpio conteo de las casillas y que será realizada por ciudadanos escogidos al azar.

“El ejercicio del poder ya no garantiza el triunfo, sino que, por el contrario, puede ser sinónimo de lastre y dificultades”, aseveró al reconocer la evolución notable de México en la corriente de la tercera ola de la democracia que avanza en América Latina.

Las misiones internacionales y los expertos, señaló, coinciden en el elogio de las instituciones y de los procesos electorales mexicanos; además de que aprecian la destreza institucional, el profesionalismo del trabajo de calidad, la fortaleza para resolver los desafíos técnicos y jurídicos y la amplitud de miras para impulsar derechos y garantías. “Es, por lo tanto, la oportunidad para generar una dinámica de confianza ciudadana en sus instituciones electorales y en sus comicios”, puntualizó.

Al fungir como moderador de la conferencia, el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, cerró diciendo que el actual proceso electoral se desarrolla en un contexto difícil de la vida nacional, pero que la mesa está puesta para que las y los ciudadanos, con su voto, “no solamente decidamos libremente el futuro del país, sino reivindiquemos una vez más nuestro compromiso con la apuesta democrática que desde hace tres décadas iniciamos”.

Cabe destacar que IFES es una organización internacional sin fines de lucro, con reconocimiento mundial entre la comunidad electoral, dedicada a apoyar la construcción, mantenimiento y fortalecimiento de la democracia y cuyas áreas de especialización son administración electoral, educación cívica y derechos de los discapacitados, entre otras.

(Información del Instituto Nacional Electoral)

Cuidar la democracia

Al clausurar el VIII Foro de la Democracia Latinoamericana: Desafíos de las Elecciones en tiempos de cambio: un panorama latinoamericano, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, advirtió que cuidar la democracia debe ser una tarea cotidiana, y revertir el desencanto ciudadano hacia ésta una necesidad inmediata en la que todos los actores políticos son corresponsables.

En compañía de Janine Otálora, magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF); Francisco Guerrero, secretario para el Fortalecimiento de la Democracia de la Organización de Estados Americanos (OEA); Santiago Nieto, titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), y Luis Martínez Betanzos, representante del Programa de Naciones Unidas Para el Desarrollo (PNUD); Lorenzo Córdova, destacó:

“La recreación de la democracia y la consolidación de las elecciones es una tarea colectiva, son el medio privilegiado para procesar conflictos por vías pacíficas en sociedades como las nuestras”.

En las instalaciones del Palacio de Minería, sede del Foro, el presidente del INE dijo que “revertir el desencanto ciudadano con la democracia no se dará de la noche a la mañana, es una tarea de largo plazo y cotidiana. De lo contrario, se corre el riesgo de que se acabe, a pesar de los muchos logros registrados en las últimas tres décadas en el Continente”.

Democracia –resaltó- “no significa ausencia de conflictos, sino existencia de cauces institucionales para procesar esas diferencias”.

El consejero presidente mencionó que el VIII Foro de la Democracia Latinoamericana se desarrolló sobre dos ejes de análisis: La preocupación por la desconfianza al trabajo de las instituciones, y a la calidad de los procesos electorales.

“La desconfianza con la democracia ha sido producto, en gran medida, por el hecho de que la justicia social sigue siendo una promesa incumplida en nuestras democracias”, acotó al señalar que “el modelo de desarrollo no ha generado bienestar para todos y eso genera un delicado caldo de cultivo, con el que las democracias –en América- tienen que hacer cuentas en su proceso de recreación cotidiana”.

Al hablar sobre la democracia en Latinoamérica, Lorenzo Córdova indicó que uno de los temas analizados fue la transformación de los partidos políticos, y en este sentido se refirió al caso de México, donde las candidaturas independientes se han convertido en una vía alternativa para acceder al poder.

Informó que “al mediodía de este viernes, habían manifestado su intención para ser candidatos independientes a la Presidencia de la República 39 hombres y siete mujeres; 26 aspirantes al Senado de la República y 242 a la Cámara de Diputados”.

Autoridades electorales deben estar por encima de disputas por poder político

 Al tomar la palabra, la magistrada presidenta del TEPJF, Janine Otálora, consideró que las autoridades electorales deben mantener su independencia e imparcialidad y colocarse por encima de la disputa por el poder político.

Refrendó el compromiso de esa institución electoral para mantener un diálogo respetuoso y permanente con el Instituto Nacional Electoral, así como conjuntar esfuerzos, cada uno desde el ámbito de sus atribuciones y responsabilidades constitucionales, para defender la voluntad de la ciudadanía en las urnas, además de cuidar el respeto al orden legal del proceso electoral en marcha en México.

A su vez, el titular de la FEPADE, Santiago Nieto, mencionó que es responsabilidad de los gobiernos actuar con imparcialidad en el uso de recursos públicos y cumplir con las obligaciones constitucionales que tienen encomendadas.

Es obligación de las autoridades electorales –agregó- generar condiciones y garantías para que nadie dude de las elecciones.

A juicio de Francisco Guerrero, secretario para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA, 2018 será un año de prueba para la democracia en el continente, ya que habrá elecciones importantes para la vida en la región, como Estados Unidos, que tendrá comicios intermedios; México, con elecciones federales y locales; Costa Rica, El Salvador, Colombia Paraguay y Brasil.

 Legitimidad democrática después de las elecciones

En el último día del Foro, realizado en el Palacio de Minería, también se desarrollaron dos mesas de análisis:

En el panel Legitimidad democrática después de las elecciones, moderado por el consejero del INE, Marco Antonio Baños, participaron Carlos Mesa, ex presidente de Bolivia; Héctor Schamis, académico de Argentina; José Luis Vargas magistrado electoral de México, y Arturo Núñez, gobernador de Tabasco.

José Luis Vargas consideró que la legitimidad democrática “es una responsabilidad de la autoridad electoral, pero también de la ciudadanía”, y en el caso de México, precisó que, a las instituciones electorales corresponde otorgar certeza sobre la voluntad de la ciudadanía en las urnas.

Héctor Schamis advirtió que la corrupción es uno de los problemas que enfrenta la legitimidad democrática en algunas naciones de América Latina: “Financia campañas, designa candidatos, controla el territorio, se transforma en un sistema de dominación en sí mismo, es móvil y trasciende fronteras, además de tener la capacidad de penetrar al sistema político, sino todo, en grandes porciones que sumado a la perpetuación del poder, implica una situación aún más grave”.

Arturo Núñez señaló que la legitimidad es una condición para la gobernabilidad democrática, en la cual son corresponsables “los partidos, los candidatos y la ciudadanía”. Se pronunció por un “desempeño imparcial y eficiente de la autoridad electoral” ante márgenes pequeños en los resultados comiciales, así como la transparencia con rendición de cuentas, para garantizar la legitimidad gubernamental.

Carlos Mesa mencionó que la legitimidad del ejercicio del poder no sólo depende de la representatividad política, sino “de la capacidad de responder adecuadamente a las demandas populares ligadas a causas justas”.

(Información del Instituto Nacional Electoral)

Novelas con votos

En la Conferencia Magistral  titulada “Breve Historia del Futuro de las Elecciones”, impartida por el profesor John Keane, catedrático de la Universidad de Sydney, Australia, se habló del desencanto de las elecciones. La plática tuvo lugar en el Auditorio del Instituto Nacional Electoral, días después de que las elecciones en cuatro entidades federativas le daban la razón al conferencista.

John Keane sostuvo que existen nuevos fenómenos en los sistemas democráticos de todo el mundo, y que los viejas prácticas que desvirtúan a la democracia se presentan con mayor virulencia. Al desencanto electoral se le une el poder del dinero sucio y la fuerza del capitalismo, las campañas insultas y permanentes, la apatía de los ciudadanos, las elecciones sin democracia y el monitoreo independiente de los procesos electorales.

La conferencia no tuvo desperdicio, y abrió las puertas para adquirir perspectivas más amplias que las plataformas chatas de los partidos o la simple aplicación de las leyes electorales. Para ubicar los extremos que definen el momento de las elecciones, Keane recurrió a la literatura. Habló de los novelas paradigmáticas, La jornada de un escrutador, de Italo Calvino, y La vista, de José Saramago. En la primera, un militante del Partido Comunista de Italia acude a las primeras elecciones después del fascismo de Mussolini, y el suceso es percibido como un momento casi religioso, donde todos los hombres recuerdan la igualdad de la condición humana, y participan en las elecciones sin importar su riqueza o su miseria, sus creencias religiosas o el color de su piel. Cada voto cuenta igual para todos.

En la segunda novela las elecciones se llevan a cabo en el país de la lucidez, y la mayoría emite su voto en blanco como protesta. Las autoridades toman esto como una afrenta insostenible, dicen que se trata de un acto terrorista, el ejército y la policía se acuartelan, buscan bombas entre las casas, las elecciones terminan en el caos, y la democracia se precipita hacia el abismo.

El autor dijo que el mundo se mueve entre ambos extremos, y que los peligros que enfrenta la democracia pueden terminar por destruirla. O por mejorarla, si se superan.

La democracia digital

El Internet y las redes sociales deben generar contextos de exigencia para fortalecer la democracia, afirmó el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, durante la clausura de  la celebración del Día Mundial de Internet.

“El dilema que tenemos como sociedades democráticas, es tratar de  encauzar el uso inevitable, ineludible e irregulable del Internet y las redes sociales para fortalecer los sistemas democráticos”, señaló, al agregar que no debe pasar por la ruta de la regulación.

Ante la Presidenta de la Asociación de Internet .MX, Cintya Martínez, mencionó que el mundo del Internet  y su relación con la democracia “es de claro-oscuros”. La Web y las redes sociales, son mecanismos poderosísimos de comunicación, que pueden incluso derrocar regímenes autoritarios, pero “no son tan fuertes como para construir en automático democracia”, señaló.

El Consejero Presidente del INE dijo que “el Internet ha sido una herramienta muy importante en la construcción de la confianza en las elecciones en México”, por lo que de cara a las elecciones del 1° de julio de 2018, las más grandes de la historia del país, el desafío es robustecer los espacios de estas plataformas en el fortalecimiento de la democracia y  acotar los riesgos.

La mejor manera de hacerlo dijo, es generar contextos de exigencia desde la sociedad, la academia, los medios de comunicación y los interlocutores de las redes sociales.

Durante el evento, la Asociación de Internet .MX presentó los resultados de su  13° Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet, que revela que en 2016 el número de internautas mexicanos alcanzó los 70 millones de personas, con lo que su penetración llega al 63 por ciento de la población.

El estudio que anualmente actualiza el comportamiento de los usuarios nacionales indica un crecimiento del 6 por ciento en el número de internautas y de la conectividad a través de móviles. Actualmente el 74 por ciento de los usuarios se conecta a través de un dispositivo móvil.

Sergio Carrera, Vicepresidente de Investigación de Mercados y Renato Juárez, Director de Estadística de la Asociación de Internet .MX, presentaron el estudio que muestra que el 85 por ciento de los usuarios tiene menos de 44 años.

Los jóvenes son los que empujan este cambio de hábitos en la población, pues el 21 por ciento de personas conectadas corresponde al segmento entre 12 y 17 años; 18 por ciento a los que tienen entre 18 y 24 años y otro porcentaje igual entre 25 a 34 años.

Siete de cada 10 usuarios llevan más de ocho años como internautas activos; el tiempo promedio de conexión es de 8 horas y un minuto, 47 minutos más que el año anterior.  En la distribución por nivel socioeconómico, el 17 por ciento  corresponde a niveles altos; 34 por ciento a nivel medio alto y 36 medio bajo, destaca entre los resultados.

Facebook se mantiene como la principal red social en México (95%), seguida de WhatsApp  (93%), YouTube (72%) y Twitter (66 %). Los usuarios están inscritos en un promedio de cinco redes sociales, mientras que sólo el uno por ciento declaró no pertenecer a ninguna.

Al moderar la mesa, Jorge Humberto Torres Antuñano, Coordinador General de la Unidad Técnica de Servicios de Informática del INE, subrayó que el estudio muestra que el uso de Internet y su penetración tienen un alto impacto en la última década, “lo que ha reorientado la forma en que damos nuestros servicios y sistemas, por lo que para las próximas jornadas electorales se analiza la posibilidad de implementar tecnologías móviles para hacer más ágil el uso de la información”.

Durante la mesa Democracia y Elecciones en la Era Digital que fue moderada por la Consejera Electoral Pamela San Martín, y en la que participaron los panelistas Alberto Serdán, del Instituto Belisario Domínguez; María Elena Meneses, del ITESM; Jorge Vega-Iracelay, de Microsoft México y Lina Ornelas, de Google México, se subrayó la importancia del Internet en los movimientos democratizadores en el mundo.

“El Internet ha permitido contrarrestar posturas autoritarias y monopólicas, es un medio distinto a la radio y la televisión ya que permite la comunicación directa y es un espacio de mayor libertad comparado con los medios tradicionales”, dijo la Consejera San Martín.

Más tarde, en la mesa Política, participación ciudadana y redes sociales que fue moderada por el Coordinador Nacional de Comunicación Social del INE, Rubén Álvarez Mendiola, se centró en el análisis del problema de las noticias falsas y de los medios digitales como motor de crecimiento, de cambio democrático y de desarrollo en el país.

En el panel participaron Diego Bassante, Gerente de Política y Gobierno de Facebook para AL; Raúl Trejo Delarbre, Investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM y Enrique Culebro, de la Asociación de Internet .MX.

La celebración concluyó con la mesa Libertad de expresión e Internet, que fue  moderada por la Consejera Adriana Favela y participaron en el panel Rodrigo Sandoval, de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM); la comediante Sofía Niño de Rivera; Marta Vega Sala, de Telefónica y Esteban García Espinosa, de Banorte; quienes subrayaron el reto de salvaguardar el derecho de expresarse sin reglamentar las redes sociales, pero sí las conductas como fraudes, ataques y amenazas.

(Información del INE)

La democracia amenazada

El Instituto Nacional Electoral inició recientemente el ciclo de conferencias estacionales 2017 en el marco de la Estrategia Nacional de Cultura Cívica (ENCCÍVICA) 2017-2023, en el que cuatro veces al año se invitará a destacados intelectuales nacionales y extranjeros a impartir una cátedra sobre temas relacionados con el desarrollo de la democracia.

Al inaugurar el evento, el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, señaló que “este ciclo creará un contexto de exigencia que obligará a la Institución a repetir periódicamente estos esfuerzos”.

La idea, dijo, es combinar el esfuerzo de intelectuales mexicanos y extranjeros, por lo que el investigador Rolando Cordera inició, durante la primavera, el ciclo de conferencias que continuará en verano con uno los teóricos más reconocidos como es John Keane, quien presentará el libro coeditado con el INE “The life and death of Democracy”.

Al ofrecer la Conferencia Magistral “La Democracia Frente a la Cuestión Social”, el catedrático Rolando Cordera señaló que existe un divorcio entre economía y demografía, donde la reforma del mercado no logró satisfacer las demandas de la población al observar un crecimiento lento, pérdida del empleo y exacerbación de la desigualdad.

Para superar la pobreza, la desigualdad y consolidar la democracia, dijo, “es fundamental un cambio de rumbo que ubique en el centro el crecimiento económico comprometido con la igualdad. Hay que aspirar a un nuevo pacto que ordene nuestra convivencia comunitaria; un pacto que debe estar vinculado y articulado por un gran compromiso con la justicia social”.

El reto para el Estado y los partidos políticos, agregó, es superar la aceptación de la desigualdad como parte del paisaje. “Es necesario poner a la desigualdad en el centro de las decisiones”.

Y advirtió, “una política por la equidad, dirigida a reducir la desigualdad, será infructuosa y en el fondo incongruente mientras se pretenda excluir la participación organizada de la sociedad y, por su parte, las élites vigentes permanezcan atadas a los prejuicios económicos y la miopía y el astigmatismo políticos que les impiden dar curso a una política de redistribución del ingreso, de la riqueza y las oportunidades”.

Al comentar la conferencia, el Consejero Electoral Ciro Murayama señaló que el principal problema de la democracia mexicana es su incapacidad de incorporar a la economía en el centro de la discusión.

“El principal problema de la democracia tiene que ver con su incapacidad de incorporar a los jóvenes al mercado laboral formal, no lo vamos a poder hacer si no aumenta la inversión, la capacidad de gasto social y eso no se puede hacer con los ingresos que tenemos, hay que hacer una reforma fiscal para poder tener un Estado social de derecho, que pasa por dar respuesta y hacer efectivos los derechos sociales”, señaló.

El debate de la democracia mexicana, agregó Murayama, tiene que salirse de las reglas electorales, pues éstas son perfectibles, pero ahí no está su legitimidad.

El Doctor Roldando Cordera es profesor emérito de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), miembro del Sistema Nacional de Investigadores y de la Academia Mexicana de Economía Política y autor de diversos libros.

(Información del INE)