Utilidades

Banner  728x90v2
imagesNF2V7P4S

Un Reino no tan Unido

El Reino Unido, esa agrupación de los reinos de Escocia, Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte, está al borde de la división. El próximo 18 de septiembre, por medio de un plebiscito, Escocia va a decidir si permanece como parte del todavía llamado Reino Unido, o si empieza a caminar por su cuenta. Sería una nueva nación independiente, después de 300 años de anexión a Inglaterra.
Los simpatizantes de la independencia de Escocia están bailando de gusto, porque en las encuestas la respuesta afirmativa a la separación está ganando terreno. Los que se oponen, empezando por el ministro inglés David Cameron, están multiplicando sus súplicas. “No se vayan. Necesitamos con desesperación que se queden”, dijo recientemente en Edimburgo, la capital de Esocia.
Si gana el voto afirmativo, el 24 de marzo de 2016 el mundo le dará la bienvenida oficial a Escocia como una nueva nación independiente. Algunas cuestiones cambiarán radicalmente. Escocia será la dueña de su petróleo, y tiene la mayor reserva de Europa Occidental. Se convertirá en una nación inmensamente rica, dicen los nacionalistas de falda y gaita. Además, tiene el whisky más valorado del mundo, y a los escoceses les sobrarán motivos para brindar. Sean Connery, el legendario Agente 007, se ha declarado a favor de la independencia. Y ese sí tiene seguidores.
Por lo demás, las cosas no cambiarán mucho: Escocia seguirá siendo parte de la OTAN y la Unión Europea, y su moneda seguirá siendo en el periodo de transisicón la libra esterlina.
Además, paradójicamente, la Reina Isabel seguirá siendo la reina de Escocia. Es solo un símbolo, dicen. Los escoceses no tienen nada en su contra.

, , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Iniciativa.org.mx | Revista