You are here
Home > Migraciones > Kamala y el futuro

Kamala y el futuro

Kamala Harris se encuentra en el ojo del huracán. Como vicepresidenta de Estados Unidos, es un personaje que puede llegar a la presidencia a mediano plazo, ya sea como candidata presidencial en las próximas elecciones, o como resultado de la enfermedad o muerte del actual presidente.

Kamala es producto de la migración -su madre es india tamil y su padre jamaicano-, y la migración se ha convertido en uno de los primeros temas que deberá enfrentar como mandataria, si es que llega al cargo. .

Pero el problema no es sencillo. El gobierno se ha centrado en afirmar el control de sus fronteras, incluso si eso significa, por ahora, rechazar a aquellos que huyen de la persecución y la pobreza, y a los que la vicepresidenta ha prometido ayudar a largo plazo.

Por ello fueron sus comentarios sobre la migración —al decir “no vengan” a los migrantes en Guatemala— los que provocaron una oleada de críticas. Los defensores de la migración acusaron a la vicepresidenta de socavar la ley de inmigración y la promesa de Biden de restaurar un sistema de procesamiento de asilo en la frontera suroeste de Estados Unidos.

“¿Por qué este gobierno dice a los solicitantes de asilo que se queden en casa cuando tenemos el deber moral y legal de dar a los que están en peligro una oportunidad de buscar refugio?”, preguntó Lee Gelernt, abogado de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, que está demandando al gobierno por su práctica de rechazar a los migrantes.

Los agentes fronterizos prevén que al menos 170.000 migrantes hayan cruzado la frontera ilegalmente en mayo, lo que supondría el mayor número de cruces para ese mes en al menos dos décadas.

Harris dijo que el gobierno de Biden seguirá concentrándose en los factores a largo plazo que empujan a las familias a viajar a Estados Unidos.

El martes, en una reunión con López Obrador, el equipo de Harris anunció que el gobierno de Biden otorgará préstamos para viviendas asequibles, desarrollo de infraestructura y esfuerzos para cultivar cacao y café.

Estados Unidos también invertirá 130 millones de dólares en tres años para apoyar las protecciones laborales a los trabajadores mexicanos y brindará capacitación forense a los funcionarios mexicanos para ayudarles a encontrar a decenas de miles de desaparecidos.

Los líderes firmaron un memorándum de entendimiento en Palacio Nacional que reitera el compromiso de impedir la migración al norte atendiendo las raíces de la pobreza, la persecución y la corrupción en Centroamérica.

Un día antes, en Guatemala, Harris se comprometió a utilizar la ayuda estadounidense para crear puestos de trabajo, establecer iniciativas para que las mujeres desarrollen negocios y atender las preocupaciones de seguridad. También dio a conocer un centro de información en el que los migrantes podrán conocer los programas de refugio y asilo que no requieren viajar a la frontera.

Sin embargo, las estrategias de inversión a largo plazo que han sido utilizadas por el gobierno estadounidense en el pasado no han logrado que los fondos lleguen a los necesitados.

Es necesario multiplicar los apoyos, y centrarlos en la producción y la productividad.

Top