Utilidades

Banner  728x90v2
desobediencia

Desobediencia

La película del chileno Sebastián Lelio, Desobediencia, (Disobedience, Estados Unidos-Irlanda-Reino Unido, 2017) es una historia de tres personajes que viven dentro de una comunidad judía localizada en un suburbio londinense. Se trata de un pequeño mundo cerrado y asfixiante, habitado por ritos y costumbres en muchos sentidos ajeno a quienes, como espectadores, apenas si entendemos la rica cultura del judaísmo.

Es, paradójicamente, cercana y comprensible en lo que concierne a aspectos generalizables para cualquier ser humano. La película comienza con el discurso de un rabino dentro de una sinagoga hablando sobre aquello que distingue a los ángeles y las bestias del ser humano: su capacidad de elegir. Elegir ejerciendo simultáneamente uno de los mayores dones de la humanidad que es la libertad. Paradójico, porque en una comunidad tan cerrada y atenta al comportamiento de los próximos, pareciera casi imposible el ejercicio libre del pensar, del decir y del hacer.

Sin embargo la historia de los tres personajes centrales extraordinariamente interpretados por Rachel Weisz (Ronit), David Kuperrman (Dovid) y Rachel McAdams (Esti), muestra que los individuos, aún en condiciones fuertemente normadas, pueden ejercer su libertad asumiendo las consecuencias que sus elecciones determinen. Nadie gana ni pierde todo. Así suele ocurrir en la vida.

Por añadidura, una cámara sutil y precisa emociona con el erotismo que transmite. Una de las mejores películas de la temporada. Imperdible.

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista