Utilidades

Banner  728x90v2
dsc_2267

Otro servicio militar

 

Durante décadas, y hasta la fecha, el Servicio Militar Nacional ha consistido en prácticas de adiestramiento para los jóvenes que llegan a los 18 años, la mayoría de edad. A marchar los sábados, es el estribillo que rezan los conscriptos. Marchar, marchar y marchar. Nada del otro mundo. Y nada tan improductivo.

En fechas más recientes, este servicio ha tratado de vincularse con las necesidades de la sociedad, como limpieza de barrancas, pintado de bardas, cursos de alfabetización. Sin embargo, esas actividades no se han ampliado ni se  han fortalecido como un vínculo mucho más estrecho entre el ejército y la población.

Por eso llama la atención que el Comisionado Nacional Contra las Adicciones, Manuel Mondragón y Kalb, haya impulsado un convenio para prevenir las adicciones con el apoyo de promotores voluntarios que realizan su servicio militar. Este año participaron mil 87 jóvenes en jornadas comunitarias a nivel nacional. Como resultado de estas acciones, seis mil 230 estudiantes de secundaria y 4 mil 447 padres de familia recibieron información amplia en la prevención y atención de las adicciones.

En la ceremonia realizada en las instalaciones de la Secretaría de Marina, Mondragón y Kalb aseguró, que la verdadera información en el problema del consumo de drogas como alcohol, tabaco, mariguana y cocaína se da entre los amigos, familiares y vecinos; es única y nadie puede sustituirla. En efecto, como lo dijo, “los jóvenes escuchan a otros jóvenes”.

Pero nada de eso fue motivo de fiesta. Ante almirantes, jefes y oficiales de marinería, el Comisionado sostuvo que el consumo de alcohol, tabaco y drogas ilícitas es un problema que va en aumento en México, al incorporar a jóvenes cada vez de menor edad en el comienzo de las drogas. También señaló que la última Encuesta Nacional de Adicciones revela que más de 100 mil menores de entre 10 y 11 años consumen alcohol, fuman y han fumado marihuana al menos una vez en la vida.

Hay que recordar que Manuel Mondragón fue el impulsor del mecanismo del alcoholímetro, una medida que ha reducido notablemente los índices de accidentes en México. Y una de las pocas leyes que en realidad se aplican.

 

, ,

Comentarios cerrados.

Iniciativa.org.mx | Revista